La guerra del Delta

Compartir

Datos principales

Inicio 
1965DC
Fin 
1972DC
Rango 
1965DC to 1972DC
Periodo 
Guerra de Vietnam
Derechos 

Desarrollo

EI río Mekong es uno de los más grandes del mundo: nace en el altiplano tibetano y a lo largo de casi 4.500 kilómetros atraviesa China, Birmania, Laos, Camboya y Vietnam, para desembocar a través de un gran delta en el Mar de China meridional. El delta del río Mekong, situado en la parte meridional de Vietnam, fue sin duda una de las zonas más peligrosas y cruentas en el escenario de la guerra. Se trata de una zona muy extensa que comprende zonas abiertas, zonas pantanosas, plantaciones de arroz, cañaverales..., todo ello atravesado por innumerables canales, con frecuencia difíciles de navegar y peor aún de controlar. Durante los primeros años sesenta, el Delta era un área con una fortísima presencia de nord-vietnamitas que, aprovechando sus condiciones naturales, lo utilizaban como vía de infiltración y como punto de partida para ataques y emboscadas. Hasta 1965 las operaciones costeras y en el interior del Delta eran competencia exclusiva de las fuerzas sur-vietnamitas; con todo, los resultados que se obtuvieron fueron más bien decepcionantes, debido tanto a la falta de embarcaciones adecuadas como por la adopción de un método operativo nada sistemático. En 1966 se hizo necesario constituir la Mobile Rivering Force (MRF) utilizando personal americano. La MRF, con base en la ciudad fluvial de My Tho, era una unidad de combate móvil dotada de embarcaciones para patrullar los diversos cursos de agua y contrastar la actividad de los nord-vietnamitas. Los medios navales consistían en embarcaciones de proveniencia militar además de un cierto número de balsas provenientes de la población civil convertidas para usos bélicos en áreas fluviales. El armamento estaba formado por ametralladoras Browning calibre 12,7 simples o dobles, ametralladoras M 60, cañones sin retroceso, morteros de 81 milímetros e incluso lanzallamas. Aprovechando la movilidad y la potencia de fuego, apoyados algunas veces por las fuerzas aéreas, la "Rivering Force" consiguió detener las infiltraciones de suministros provenientes, a través del mar, de Vietnam del Norte. Para eliminar la actividad del Vietcong era necesario sobre todo localizar los "santuarios", por lo que se decidió enviar a Vietnam una unidad especial de la U.S. Navy: los SEAL. Los SEAL, unidad formada en 1962, estaban adiestrados para operar en cualquier área geográfica y llevar adelante operaciones no convencionales, estando preparados, entre otras cosas, para ser totalmente autosuficientes en el curso de las acciones bélicas. Los destacamentos, denominados "SEAL teams" estaban formados por unos doscientos hombres que actuaban en pequeños grupos. En Vietnam prestaron servicio los destacamentos "Seal team one" y "Seal team two". Su base principal en la región estaba situada en Nha Be. Aunque fueron destinados sucesivamente a trabajar en numerosas zonas de guerra, el Delta fue uno de sus objetivos principales. Pequeños destacamentos de SEAL, transportados en embarcaciones de la MRF o en helicópteros, comenzaron su actividad colocando puestos de observación a lo largo de las vías fluviales y de los numerosos senderos utilizados por los nord-vietnamitas. Permanecían mimetizados durante algunos días para estudiar los comportamientos del enemigo, su consistencia, la separación de las bases y de sus depósitos. Después, los SEAL comenzaban las acciones de ataque orientadas a eliminar las bases y los depósitos. Otras misiones que desarrollaron las unidades de elite fueron acciones de reconocimiento, la destrucción de bunker enemigos, de acuartelamientos y de fábricas de armas clandestinas. No hay que olvidar además que los SEAL participaron también en numerosas acciones bélicas propiamente dichas. Gracias a la actividad de los SEAL, entre 1967 y 1971, se calcula que la infraestructura nordvietnamita en el Delta cayó de 85.000 hombres a menos de 2.000. Entre los programas especiales en los que participaron recordamos los programas "Icex" y "Phoenix", orientados a la recogida de información en profundidad y a la lucha contra el terrorismo. Los destacamentos SEAL permanecieron en Vietnam hasta 1972; con todo, algunos permanecieron allí hasta la caída de Saigón e incluso algo más, guiando y participando en ulteriores operaciones especiales. El armamento que se entregó en dotación a dichas unidades fue de lo más heterogéneo, ya que sus miembros tenían la posibilidad de usar todo aquello que consideraran idóneo para el éxito de su misión. Un arma que siempre ha distinguido a los SEAL ha sido la ametralladora ligera Stoner M 63 A de calibre 5,56. El proyecto Stoner resultó para aquel tiempo casi revolucionario: alrededor de algunos componentes base, el arma Stoner se podía transformar en fusil, carabina o ametralladora ligera según como se montaran los diferentes martillos, el sistema de alimentación y otros particulares. El modelo más utilizado en combate fue el que asumía la configuración de ametralladora ligera, alimentada mediante un cargador de ciento cincuenta cartuchos de aluminio o de plástico. Se experimentaron además cargadores de distintas capacidades, desde un mínimo de 20 hasta un máximo de 250 cartuchos. El arma necesitaba un mantenimiento bastante cuidadoso, pero en manos de tiradores expertos se reveló una soberbia y fiable ametralladora ligera. La producción del modelo 63 A se limitó a unas 3.600 unidades que estuvieron en dotación en los destacamentos SEAL hasta 1983. La Stoner M 63 A tiene un peso verdaderamente contenido; pesa tan sólo 4,4 kilos. Este hecho hizo que fuera adoptada por muchos miembros de las unidades SEAL, quienes apreciaban también la elevada cadencia de tiro, cercana a 660 disparos por minuto en los encuentros con el enemigo. Otra arma de gran interés es la pistola semiautomática Smith & Wesson Mark 22 modelo o de calibre 9 mm. ParabeIlum. Proyectada para las fuerzas armadas y basada en el modelo 39, disponía de un cañón de 12,5 centímetros de largo con la parte terminal fileteada de forma que se pudiera enroscar un silenciador. Ideada para misiones operativas de las unidades de elite, su utilizaba principalmente para la eliminación de los centinelas y de los perros guardianes enemigos. Utilizando la munición normal, era necesario sustituir las guarniciones del silenciador después de haber realizado casi diez disparos para que dicho silenciador no perdiera la capacidad de reducir el ruido del disparo. Se desarrollaron también municiones con bala más pesada que viajaban a velocidad subsónica, de forma que las guarniciones del silenciador pudieran ser sustituidas cada treinta disparos y que la reducción del ruido fuera mayor. Por medio de esta pistola, los SEAL pudieron acercarse a las bases enemigas, atacar al personal de guardia a una distancia razonable y pasar a la fase principal de asalto. El número de SEAL enviados al sudeste asiático fue muy limitado; tres de ellos recibieron la medalla de honor del Congreso por sus actividades bélicas en Vietnam.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto