La fortuna de Gaudí

Compartir

Datos principales

Inicio 
1900DC
Fin 
1925DC
Rango 
1900DC to 1925DC
Lugar 

Desarrollo

Tras el primer libro de Ràfols, hay un olvido en los años treinta y cuarenta de la obra de Gaudí para, durante los cincuenta, remontar imparablemente su fama con una mejor y distante valoración del simbolismo, cubismo, expresionismo, surrealismo, organicismo, brutalismo, estructuralismo, informalismo, etc., corrientes acusadas o larvadas en su obra. Así pues, la lección de Gaudí no solo será seguida por sus fieles colaboradores -caso del no titulado Francesc Berenguer i Mestres (1866-1914), Domènec Sugrañes i Gras (1878-1938;t. 1912), o Josep María Jujol i Gibert (1878-1949; t. 1906)-, sino que serán muchos los arquitectos y demás artistas afines a su estética, admiradores o deudores de su genio en algún momento de sus trayectorias profesionales: R. Steiner, H. Poelzig, D. Böhm, H. Finsterlin, Le Corbusier, E. Mendelsohn, H. Scharoum, H. Moore, E. Torroja, S. Dalí, O. Niemeyer, F. Candela, E. Saarinen, J.A. Coderch, F.J. Sáenz de Oíza, G. Bohm, R. Vázquez Molezún, O. Bohigas, F. Otto, R. Bofill..., incluso en los medios cinematográficos, además del cine expresionista, en W. Disney, o en los decorados de E.B. Willis para "The Wizard of Oz" de V. Fleming-K. Vidor. Esta y no otra ha sido la fortuna de quien vivió con modestia, tuvo muy mala suerte en el amor humano, ayunó hasta casi morir, renunció a encargos de arquitectura civil desde 1910 para dedicarse a su Templo, pidió limosna muchas tardes para costearlo y murió como pobre en el Hospital de la Santa Cruz un 10 de junio de 1926, a las cinco de la tarde, siendo sepultado dos días después en la Cripta de la Sagrada Familia.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto