La abstracción americana

Compartir

Datos principales

Inicio 
1960DC
Fin 
1965DC
Rango 
1960DC to 1965DC
Periodo 
XX21

Desarrollo

Abstracción americana, abstracción postpictórica, abstracción fría, pintura de borde duro (hard edge)... son algunas de las etiquetas que se utilizan para hablar de una serie de pinturas que se hacen en Estados Unidos en los años sesenta y que, como las etiquetas indican, suponen un cambio respecto al pictoricismo y al calor del expresionismo abstracto.Sin embargo, las raíces de esta abstracción fría, como las del expresionismo abstracto, vienen de Europa y de la otra vertiente del arte de las primeras vanguardias. Los expresionistas abstractos eran hijos del surrealismo, del automatismo psíquico, del subconsciente, del psicoanálisis, del azar... Los postpictóricos heredan los principios racionalistas y fríos de la Bauhaus -una escuela de diseño y arquitectura-, sus investigaciones sobre los elementos básicos del lenguaje abstracto: la línea, la forma y el color. El transmisor fue Joseph Albers, que se trasladó a América en 1933 cuando los nazis cerraron la Bauhaus.Albers, que había nacido en Alemania, enseñó en el Black Mountain College, de 1933 a 1949 y en la universidad de Yale entre 1950 y 1959, y mantuvo -en los años de mayor éxito del expresionismo abstracto- un modelo de abstracción diferente, basada en un racionalismo matemático que daría sus mejores frutos en esta generación que se manifiesta con fuerza en los sesenta, aunque ya en los cincuenta se venía insinuando dentro incluso del expresionismo abstracto dominante. Albers, cuyo papel en América se ha comparado al de Mies Van der Rohe en arquitectura, no busca la tercera dimensión, como la pintura tradicional, sino el espacio plástico sólido y concreto en dos dimensiones. Como ha escrito Argan "La concepción de Albers del espacio como integridad plástica del plano (profundidad-resalte) tuvo una importancia determinante tanto para la concepción del espacio en expansión -hacia acá del plano del cuadro- de Rothko como para la llamada corriente del hard-edge".Se trata de una pintura en la que la reflexión y el pensamiento priman sobre la acción -action painting se llamaba aquella- y la emoción, la medida sobre la desmesura, el control sobre el exceso. Para ellos pintar se convierte en una forma de interrogarse seriamente sobre la pintura y sus fundamentos, no sobre el yo que pinta. La sencillez de estos cuadros y su escala -algo que habían iniciado los expresionistas abstractos- la hacen muy impactante. Una de las mejores definiciones de esta abstracción postpictórica la hizo Ad Reinhardt, a propósito de uno de sus cuadros: "Un lienzo cuadrado (neutro, sin forma) con el toque de pincel retocado para borrar el toque de pincel, de superficie mate, plana, pintada a mano alzada (sin barniz, sin textura, no lineal, sin contorno nítido, sin contorno impreciso) que no refleje el entorno -una pintura pura, abstracta no objetiva, atemporal, sin espacio, sin cambio, sin referencia a ninguna otra cosa, desinteresada- un objeto consciente de sí mismo (nada inconsciente), ideal, trascendente, olvidado de todo lo que no es el arte...".El crítico Greenberg propone simplemente centrarse en los elementos básicos que constituyen la pintura: el soporte, las dos dimensiones y las propiedades del material que se utilice. Nada más. La pintura es un asunto visual y todo lo que no sea visual se rechaza -lo literario, lo simbólico, lo extrapictórico-. Con estas bases es Reinhardt el que mejor formula los principios rectores de la abstracción postpictórica en un artículo de 1957 titulado "Doce reglas para una nueva academia", que apareció en "Art News" y donde enuncia sus famosas frases "Más es menos y Menos es más. La primera regla y norma absoluta de las bellas artes y la pintura, que es el arte más elevado y libre, es su pureza. Cuanto mayor sea el número de usos, relaciones y suplementos que tenga una pintura, menos pura será. Cuantas más cosas encierre, cuando más ocupada esté la obra de arte, peor será. Más es menos". Pero también menos es más, porque un artista es más artista cuanto menos utilice las habilidades tradicionalmente consideradas artísticas.Se dieron a conocer oficialmente en 1963 y 1964 con dos exposiciones, una en Nueva York -Hacia una Nueva Abstracción- y otra en Los Angeles County Museum -Post-Painterly Abstraction (Abstracción postpictórica)-. Barnett Newman, Ad Reinhardt, Kenneth Noland, Morris Louis, Frank Stella y Ellsworth Kelly son los principales representantes de esta abstracción postpictórica, que, como todos los movimientos en nuestro siglo, es inseparable de la figura de un crítico. En este caso fue Clement Greenberg, que además dio nombre al movimiento en la exposición de Los Angeles, en la que estaban, entre otros, Kelly, Louis, Noland y Stella.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto