La última batalla

Compartir

Datos principales

Inicio 
1941DC
Fin 
1943DC
Rango 
1941DC to 1943DC
Periodo 
Africa

Desarrollo

La última batalla se va a desarrollar en la región de Gondar, en el oeste, a partir de mayo. Ya en abril Wingate ha ocupado Godyám, capturando a 6.000 italianos. El 27 del mismo mes ha caído Dessié, con lo que se va cerrando el cerco a Gondar. En la región de Gondar un general competente, Nasi -que ha estado relegado aquí por haberse opuesto a las matanzas del general Graziani tras la conquista italiana de Etiopía-, con tropas heterogéneas y escasamente armadas, pondrá en aprietos a los aliados. Gondar está rodeada por una serie de posiciones defensivas, Debra Tabor, a 150 Km de distancia, Uolkefit-Debarech, a 110 km., Chelgá, Culquaber, y la propia Gondar. Los italianos son unos 40.000 -de los que 30.000 se hallan en el sector Gondar-Azozó-; los aliados son también 40.000 pero están muy bien armados y pertrechados, disponen de aviación y carros, y saben que están venciendo. Las tropas de Nasi están aisladas, saben que están perdiendo, no pueden reponer el material gastado o averiado, poseen vetustos cañones, algunos aviones, la mayoría desarmados, y "carros de combate" construidos con chapas colocadas sobre automóviles. Nasi organiza un mercado indígena, recupera todo el material posible, y en un primer momento sus tropas gozan de relativa abundancia, y su moral es buena. En cambio, la proximidad del Negus hace que no se pueda confiar en los áscaris etíopes. El 17 de mayo comienza el ataque contra la posición de Chelgá al oeste de Gondar, por parte de sudaneses, etíopes y sudafricanos, con numerosos aviones. Un furibundo contraataque italiano y una persecución provocan una verdadera desbandada enemiga, con grandes pérdidas humanas y un buen botín para los italianos. Debra Tabor queda aislada el 12. Aquí hay 6.000 italianos, que consiguen rechazar un primer ataque belga-británico el 13. Luego, durante un mes, el bombardeo es propagandístico, sobre todo a costa de los áscaris, que desertan en gran número para unirse a los atacantes. Tras nuevas deserciones y dos asaltos (el 12 y el 24 de junio) la situación de los italianos se hace insostenible, y el 4 de julio capitulan. Uolkefit, con 4.000 italianos, resiste cinco meses los ataques enemigos, a los que responden con contraataques e incursiones en las filas de éstos para obtener víveres y material. El 23 de junio, durante un contraataque, los italianos capturan al jefe guerrillero etíope Aialeu Burrú. El 13 de julio un ataque italiano, repetido días después, sobre Chak, permite mejorar la intendencia con víveres, ganado y material, y ocasionar grandes pérdidas humanas a sudaneses, etíopes y británicos. Estos no comprenden cómo los italianos pueden resistir y reaccionar. En plena batalla el mayor Ringrose hace llegar el 21 de julio un mensaje al coronel italiano Gonnella: "La bravura y el heroísmo de la resistencia opuesta por sus oficiales y tropa al fuego de la artillería, a los ataques aéreos, al hambre y a las privaciones, son ya objeto de admiración de todo el Ejército británico, y para mi al menos será un honor que podamos encontrarnos cuando acabe esta guerra". El mensaje infunde nuevos ánimos a los italianos, pero ya han comenzado a faltar los víveres y a aparecer el escorbuto. Con todo, el 18 y 25 de septiembre todavía resisten y contraatacan, para rendirse el 28 con honores militares. Han sufrido unos mil muertos. En Culquaber hay 1.200 italianos, parte de los 30.000 de la zona Gondar-Azozó (camisas negras, carabineros y áscaris), contra 40.000 británicos. Aquí se repiten el esquema habitual en la batalla de Gondar. Ataques británicos (ya desde comienzos de octubre) y contraataques e incursiones italianas para obtener víveres. El 1 de Noviembre los defensores obtienen un rotundo éxito sobre los aliados en Ualag. El 12 se produce un fuerte bombardeo artillero y aéreo (50 aviones) y el 13 un ataque con carros, muchos de los cuales son destruidos con medios de fortuna. El 20 todo se acaba: la enorme superioridad numérica y de material de británicos, franceses y demás aliados se impone. Queda la ciudad de Gondar: británicos y franceses la asaltan por todos lados. Los contraataques italianos cada vez son más débiles. Nasi decide no sacrificar más soldados. El 27 es el asalto final, en el que toman parte destacamentos de franceses libres, contra Gondar, plaza fuerte de la defensa italiana que resistía heroicamente a las órdenes de ese valeroso soldado que era el coronel (en realidad general) Nasi, como escribe Leon-L. Gruart en "Les Forces Francaises Libres en Abyssinie". Con la caída de Gondar (donde los italianos han sufrido 4.000 muertos y 8.400 heridos) termina la resitencia organizada italiana en el AOI, salvo por lo que respecta a algunos puntos aislados y a algunos focos guerrilleros hasta diciembre. Las bajas británicas oscilarán entre 75.000 y 85.000 (entre muertos, heridos y desaparecidos, y entre ingleses, franceses, indios, etc.). Las bajas italianas oscilarán entre 200.000 y 225.000 (entre muertos, heridos, enfermos, desaparecidos y prisioneros, y entre italianos y áscaris). El Imperio de Mussolini ha dejado de existir. El Negus ha vuelto, pero la ocupación británica se prolongará hasta 1944.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto