En el cráter de Stalingrado

Compartir

Datos principales

Inicio 
1942DC
Fin 
1943DC
Rango 
1942DC to 1943DC
Periodo 
Stalingrado

Desarrollo

Stalingrado tiene la vaga forma de una media luna con la joroba vuelta a occidente: por la parte interna se desliza el Volga; por la parte externa empujan los asediantes, los 320.000 hombres del 6ğ Ejército de Paulus. De arriba a abajo, esta media luna está dividida horizontalmente en seis barrios que despuntan en el Volga y que tienen nombres típicos de la era revolucionaria: Fábrica de los hiladores, Barricadas, Octubre Rojo, Dzerzhinski, Vorosilovski, Kiovski. El 90 por ciento de los barrios está en manos de los alemanes. A los soviéticos sólo les queda alguna que otra franja de tierra, y no siempre, ya que de Vorosilovski han sido empujados hacia el río, teniendo que ubicarse en la isleta de Golodny. La cabeza de puente más amplia está en la orilla del Volga, en Octubre Rojo y en Dzerzhinski. Se trata de una lengua de tierra de ocho kilómetros de longitud y de 100 a 800 metros de profundidad; hay casi veinte islas, tres fábricas, el puente central y la colina de Mamaye: una "estrecha línea de ruinas" ha sido definida por el general Chuikov, jefe de los defensores de la ciudad y futuro mariscal de la URSS. Contra estos últimos baluartes es contra los que entre el 16 de septiembre (el primer día de asedio) y el 19 de noviembre (comienzo de la contraofensiva soviética) se detuvo el asalto de la infantería acorazada de Paulus. En nueve semanas de combates, más de 700 ataques y cinco grandes batallas acaecidas el 22 de septiembre, el 4 y el 15 de octubre, y el 1 y el 12 de noviembre. Bajo el ataque de los carros, de la artillería y de la aviación, el frente defensivo se dividió en pequeñas islas de resistencia limitada a una carretera, a un grupo de casas, a una escuela, a un gran almacén y al ala de una fábrica. De las cinco batallas, la más violenta fue la del 14 de octubre, cuando, en tan sólo nueve días, Paulus dirigió sus fuerzas contra tres complejos industriales: "Barricadas", "Hiladores" y "Octubre Rojo", que surgen uno junto al otro a orillas del Volga y que dan nombre a sus correspondientes barrios. En un frente de cinco kilómetros, los alemanes utilizaron tres divisiones de infantería y dos acorazadas, conquistaron la fábrica de los hiladores y dividieron las fuerzas de Chuikov. El ataque de Paulus perdió fuerza en el momento en el que los rusos se retiraron a unos 50 metros del río. El Volga, de un kilómetro y medio de longitud en este punto, es el "amigo enemigo" de los rusos. Todo lo que se necesita en el presidio de Stalingrado tiene que ser transportado de una orilla a otra. Las barcazas desafiaban verdaderamente al adversario, quien, con una óptima visual del río disparaba fuego de mortero y de aviación en una caza despiadada. En Stalingrado, las líneas están a muy poca distancia una de otra, colocadas a ambos lados de una carretera, a la entrada del patio de un establecimiento, de un piso a otro de una casa, etc. Después de haber conseguido resistir el primer mes de asedio en medio de los escombros, los rusos descubrieron que su fuerza estaba precisamente en el combate a corta distancia, en donde la "tierra de nadie" no permite más que el lanzamiento de bombas de mano, pero sobre todo porque en este tipo de combate los rusos eran más expertos, tanto por la utilización de armas blancas, como por la libertad de elección de la hora; por otra parte, este tipo de combate hacía inmunes, o casi, sus primeras líneas a los ataques aéreos alemanes. Pero, sobre todo, gracias al sistema de los edificios transformados en plazas fuertes -como la " class="manita" data-toggle="popover" data-content="Ir a la ficha">casa de Pavlov- los soviéticos consiguieron defenderse de los ataques de las fuerzas enemigas. En la otra orilla del río estaba Zhukov, que limitaba al mínimo el envío de refuerzos: desde el comienzo del mes de septiembre hasta primeros de noviembre, sólo cinco divisiones atravesaron el Volga, "apenas suficientes para compensar las pérdidas". Era un cálculo de estratega, pero los alemanes lo interpretaron como la prueba de que el enemigo estaba acabado. En realidad, Zhukov, en el máximo secreto, estaba preparando la contraofensiva: en las estepas de la orilla izquierda del Volga estaba organizando 27 nuevas divisiones de infantería y 17 brigadas acorazadas.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto