El Vaso François

Compartir

Datos principales

Inicio 
570AC
Fin 
565AC
Rango 
570AC to 565AC
Periodo 
arte arcaico
Derechos 

Desarrollo

A diferencia de Sophilos, que decora vasos de gran formato, los pintores jóvenes prefieren las formas nuevas, menos voluminosas, sobre todo las copas. Esta forma se había hecho muy popular en la etapa anterior, vinculada a Corinto (hacia 590), por las decoraciones con escenas de komastas, de las que tomaron nombre, pero ahora, tras evolucionar dentro del Atica, se las designa copas de Siana (por el lugar de hallazgo en la isla de Rodas), o copas de labio, por la zona del vaso en la que va la decoración. Los temas elegidos por los pintores son figuras pequeñas desarrolladas en una banda o friso colocado en la zona de los hombros del vaso en las copas de Siana, o bien en la franja superior, junto al borde del vaso, en las copas de labio. Es la obra más sorprendente, más espectacular y la que mejor revela el grado de evolución alcanzado hacia 570. El vaso, así llamado en honor a su descubridor, Alessandro François, se conserva en el Museo Arqueológico de Florencia. Es una crátera y va firmada por el alfarero Ergótimos y el pintor Klitias. Ergótimos dio a la crátera unas proporciones tan perfectas, armoniosas y bien articuladas que la convierten en pieza excepcional. Klitias le aplicó una decoración en la que se integran 270 figuras, además de los numerosos letreros o inscripciones que sirven de explicación. Las dispuso en registros o bandas superpuestas que se interrumpen a la altura de las asas, con excepción de la que ocupa la zona de los hombros. Esta corre alrededor de todo el vaso y fue aprovechada para el tema principal: las bodas de Tetis y Peleo. Los temas representados en cada una de las caras, de arriba abajo, son los siguientes: en la Cara A encontramos la procesión de los jóvenes atenienses liberados por Teseo; la lucha de centauros y lapitas; las bodas de Tetis y Peleo; el regreso de Hefaistos al Olimpo; animales y flores fantásticos y pigmeos contra grullas en el pie. En la cara B se halla la caza del Jabalí de Calidón; los juegos fúnebres en honor de Patroclo; la continuación de las bodas de Tetis y Peleo; la muerte de Troilo; más animales y flores fantásticos y nuevos pigmeos contra grullas en el pie. En las asas se ubican Artemis como señora de los animales, Ayax portando el cadáver de Aquiles y una gorgona volando. La claridad extraordinaria del dibujo, la precisión de las incisiones, la limpidez del tono oscuro de la decoración sobre el claro del vaso, hacen de Klitias un maestro sin rival en su época. Es capaz de descender al miniaturismo más descriptivo -detalles del estampado de los vestidos, del atalaje de los carros, de la casa de Peleo con indicación del agujero para que entre y salga el gato-, sin que el ritmo general de la narración se resienta lo más mínimo, porque dispone de recursos compositivos y estilísticos que resulta obligado mencionar. La composición simétrica en forma continua y abierta, es herencia oriental, como bien se advierte desde época geométrica, pero en época arcaica experimenta unas modificaciones peculiares y genuinas griegas, que consisten en resaltar el centro de la composición y en cerrarla por los extremos, de modo que la narración adquiere carácter de cuadro, de escena cerrada. La utilización de este recurso por Klitias hace escuela y marca un hito en la evolución de las figuras negras, lo mismo que la combinación de figuras vistas de frente y de perfil. El tándem Ergótimos-Klitias quedó especializado en una producción de alta calidad cuya marca compagina la belleza formal del vaso con decoraciones preciosistas, de ahí el alto valor ilusionista de sus creaciones.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto