El uso del color

Compartir

Datos principales

Inicio 
1368DC
Fin 
1644DC
Rango 
1368DC to 1644DC
Periodo 
China2

Desarrollo

Aun siendo la producción de los Azul y Blanco la más característica de la dinastía y la más solicitada en todos los mercados de la época, el gusto por las piezas polícromas fue dando paso a una disminución de la demanda y a una decadencia palpable a finales del siglo XVII. La gama cromática iniciada con las piezas Azul y Blanco se amplía mediante la combinación de colores y la técnica de decorar conjuntamente con barnices y esmaltes. Ya durante el reinado de Xuande (1426-1435) se experimentó con la aplicación de motivos decorativos en azul sobre un fondo de esmalte amarillo. Así surgieron los Dou Cai o colores contrastados, resultado de la combinación de esmaltes de fuego bajo con azul bajo cubierta. Este proceso se realizaba en dos tiempos. Primero se dibujaba con pigmento azul, sobre la pasta cruda, los contornos y algunos detalles de la decoración. Se sometía la pieza a una primera cocción y se le añadían los esmaltes aplicados con toques muy precisos que completaban la decoración contorneada en azul. Una vez realizada esta operación, se introducía de nuevo en el horno, a una temperatura baja (800° C) también llamada fuego de mufla. El proceso decorativo requería un alto nivel de perfección, ya que no permitía arrepentimientos puesto que la pasta cruda había absorbido la primera decoración en azul. La combinación de esmaltes de fuego bajo con azul bajo cubierta, denominada Dou Cai (colores contrastados) supuso el inicio de toda la producción de porcelana decorada polícromamente. Dado lo costoso de esta técnica, se aplicó fundamentalmente en piezas de pequeño tamaño, destinadas al uso de la corte. En el pequeño jarrón de la Sir Percival and David Foundation de Londres se aprecia toda la belleza decorativa de la combinación de colores formando una composición ornamental, con rocas y flores que parecen emerger de un fondo marino, todo ello sabiamente distribuido en el espacio globular de la pieza. Los labios y bordes están señalados por dobles líneas rojas y azules. Sin duda, las piezas más conocidas, entre las realizadas con la técnica Dou Cai son unos cuencos de pequeño tamaño (8,2 cm de altura), denominados cuencos de pollo por ser éste su tema decorativo. Su forma es muy peculiar, ya que son poco profundos, con sus bordes apenas abiertos y una base ancha sin pie. El interior no estaba decorado y en su base son frecuentes las marcas inscritas en un doble círculo o cuadrado. El diseño es mínimo, para la máxima calidad y refinamiento. La producción de estas piezas estuvo marcada por su carácter elitista; sin embargo, en la dinastía Qing se copiaron siguiendo los mismos criterios de calidad, siendo pequeños detalles como el color de la pasta o el tono de la composición los que ayudan a conocer en qué período fueron realizadas. Las piezas Wu Cai o cinco colores (amarillo, turquesa, berenjena, púrpura y negro), ampliaron la gama utilizando la misma técnica que los Dou Cai, esto es, la combinación de pigmentos bajo cubierta con esmaltes sobre cubierta. Al aplicar un mayor número de colores el procedimiento es más largo y complejo. Esta técnica decorativa se desarrolló durante el reinado del emperador Jiajing (1522-1566), perfeccionándose con las piezas del reinado de Wanli (1573-1620). Efectivamente, durante el reinado de Wanli, la producción de las piezas Wu Cai aumentó considerablemente. Esta técnica se aplicó tanto sobre piezas pequeñas, tratadas con gran refinamiento, como sobre piezas grandes de desigual calidad. La imitación de las formas de los antiguos bronces fue muy frecuente en las piezas Wu Cai, así como la gran diversidad de motivos decorativos, partiendo de los más tradicionales (dragones, fénix) a recreaciones de pasajes de novelas o temas mitológicos. Puede decirse que los Wu Cai fueron los antecesores de las familias decorativas de los siglos XVII y XVIII. Un tercer grupo decorativo es el de los Dorados, resaltando los esmaltes, especialmente el rojo de hierro y el verde pálido con contornos dorados o bien mediante la aplicación de hojas finas de oro, fijadas por medio de adhesivos y recortadas según el diseño decorativo. Al lado de estas innovaciones cromáticas, los alfareros Ming continuaron investigando acerca de nuevas formas de aplicación, tanto en piezas monocromas como polícromas. Junto a las piezas polícromas mencionadas (Azul y Blanco, Dou Cai, Wu Cai...), los alfareros Ming retomaron el uso de tres colores (San Cai) de la dinastía Tang. El sentido expresionista de entonces, al aplicar libremente los colores sobre las piezas, no tiene ya cabida a finales del siglo XV. Fue entonces cuando a estas piezas San Cai se asoció un tipo de decoración llamada Fa Hua, que define un método de aplicación de los motivos decorativos por medio del uso de tabiques de arcilla para evitar su mezcla en la cocción. Sin duda constituyó una de las innovaciones más originales de la cerámica china. En la mayoría de los casos, esta técnica se aplicó sobre piezas de gran tamaño: ánforas, botellas, tiestos, sillas de jardín, donde los brillantes barnices azules utilizados se asociarían a amarillos, verdes e incluso blancos, todos ellos suavizados por una cubierta transparente.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto