El protectorado cordobés

Compartir

Datos principales

Inicio 
900DC
Fin 
1000DC
Rango 
900DC to 1000DC
Periodo 
Reconquista
Lugar 
Derechos 

Desarrollo

Los sueños imperiales de los clérigos leoneses chocaron con la realidad de los años iniciales del siglo X en los que Abd al-Rahman III puso fin a las revueltas, unificó al-Andalus, adoptó el título de califa y recordó a los cristianos el poder cordobés enviando contra ellos expediciones de castigo que llevarán a condes y reyes del Norte a enviar embajadas a Córdoba, cargadas de presentes, en busca de la paz y, en ocasiones, solicitando el apoyo del califa para conservar el trono o para combatir a sus enemigos en el interior del reino o del condado. De las visitas de reyes y condes cristianos a Córdoba se conservan relatos que no dejan la menor duda sobre la dependencia de los cristianos respecto a los califas. Sancho el Craso, rey depuesto de León, acude a Córdoba con su abuela la reina Toda de Navarra a pedir ayuda militar para recuperar el trono, y ayuda médica para curar la gordura que le impedía montar a caballo. Tropas cordobesas le ayudan a derrotar a sus enemigos en León y será ahora Ordoño el Malo quien acuda a Córdoba a contar sus cuitas: "Mi primo Sancho vino a pedir socorro contra mí al difunto califa... Yo también acudo a solicitar apoyo...", palabras a las que responde el califa como señor del reino leonés: "Te conduciremos a tu país..., te haremos reinar sobre todos los que quieran reconocerte como soberano y te enviaremos un tratado en el que fijaremos los límites de tu reino y del de tu primo. Además, impediremos a este último que te inquiete en el territorio que te tendrá que ceder..." El conde Borrell II de Barcelona envía embajadores a buscar la paz y entre los regalos que llevan al califa figuran "30 cautivos entre hombres, mujeres y niños..." Cuando el conde gallego Menendo González y el castellano Sancho se disputan la tutela del rey niño Alfonso V, será Almanzor el que decida a quién ha de ser confiado el monarca leonés..., y ni la sumisión, los regalos ni los tratados evitaron las campañas de Almanzor contra las ciudades más importantes del mundo cristiano: León, Pamplona, Santiago de Compostela, Barcelona...


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto