El Melting Pot cuestionado

Compartir

Datos principales

Inicio 
1AC
Fin 
1AC
Rango 
1AC to 1AC

Desarrollo

Los USA han gustado de definirse como nación de naciones, como país de emigrantes. Creuvecoeur utilizó el concepto "crisol", pero la expresión Melting Pot se debe a Israel Zangwill que escribió a finales del XIX una obra literaria con ese título. Se suponía que la cultura estadounidense no era un producto WASP -white, anglosaxon, protestant- sino que se definía, por el contrario, como la fusión biológica y cultural de diferentes grupos de inmigrantes para constituir un nuevo pueblo. Todas las etnias europeas se mezclaban y beneficiaban en esta nación, que por ser la patria de la libertad era refugio para los oprimidos y oportunidad para los desfavorecidos. Hasta tal punto se asumió el Melting Pot como uno de los mitos nacionales que John F. Kennedy afirmaba que es americano "quien se adhiere a unos principios políticos de libertad, igualdad y democracia". Gráfico Actualmente, el melting pot está muy cuestionado: no había habido fusión, sino transformación de las características culturales de los inmigrantes recién llegados sobre un fondo cultural anglosajón dominante que permanecía inalterable. En los años 60-70 se habló del modelo Salad Bowl, que permite a cada grupo étnico conservar su legado cultural que, sin desnaturalizarse, debía enriquecer la identidad nacional. Luego se definió como más preciso el modelo Pizzaland porque la pizza donde, a diferencia de lo que ocurre en la ensalada, los distintos elementos no se mezclan, solo se superponen. El multiculturalismo se ha introducido en las costumbres norteamericanas: la multiplicación de las categorías propuestas en los censos de población así lo afirma, desde mediados de los años ochenta. Según Philippe Lemarchand, la pertenencia étnica ha llegado a revalorizarse hasta el punto de que numerosos WASPs redefinen ya su identidad. Ha surgido como un valor anglo la Simbolic Ethnicity, de consecuencias sorprendentes: 10 millones de norteamericanos (un 4 % del total) se declaran étnicamente franceses, mientras que la población de origen francés no supera el 1 %. Independientemente de este fenómeno, más del 20% de la población norteamericana pertenece a una minoría -afroamericana, hispana, asiática o amerindia- siendo la hispana la de un crecimiento más vertiginoso. Hacia mediados del siglo XXI, la población blanca de Estados Unidos ya no será mayoría, según la Oficina del Censo del gobierno norteamericano: los propios WASPs atisban que podrían terminar siendo "otra" minoría, un grupo cultural más en una nación multicultural.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto