El infierno de Cassino

Compartir

Datos principales

Inicio 
1943DC
Fin 
1945DC
Rango 
1943DC to 1945DC
Periodo 
Anz/Cass Libro 3

Desarrollo

Poco después del éxito de Salerno, se presentaron algunos momentos difíciles cuando los Aliados atacaron la "línea Invernal" que Kesselring estaba fortificando duramente entre Gaeta y Pescara. La parte occidental, con centro en la abadía de Montecassino, en donde San Benito puso las bases del monacato europeo en el siglo VI, se conocía como "línea Gustav" y representaba el tramo más fuerte de la formación. Su conquista costó a los aliados muchas pérdidas en las distintas ofensivas acaecidas entre octubre de 1943 y mayo de 1944.Al comienzo de 1944, el Quinto Ejército estadounidense alcanzó la "línea Gustav" en el Garigliano, quedándose ligeramente detrás de la zona del río Rápido, ocupada por los alemanes en las posiciones de la "línea Bernhard". Fue entonces cuando el general Alexander ordenó una ofensiva frontal, la cual, combinada con el desembarco de Anzio, tendría que haber obligado a Kesselring a abandonar la línea Gustav.El 6° Cuerpo de Ejército estadounidense, ayudado por el Cuerpo de expedicionarios francés de Juin, llegó hasta el río Rápido y el 17 de enero dió comienzo el ataque frontal.El 10° Cuerpo de Ejército británico consiguió asegurarse una cabeza de puente más allá del Garigliano, mientras que el 2° Cuerpo de Ejército USA, que había sustituido al 6°, tuvo una suerte distinta: su 361 división fue atacada por los alemanes sufriendo bastantes bajas, mientras que la 342 consiguió hacer frente a los ataques avanzando a través del río Rápido. Lo mismo le ocurrió al Cuerpo de expedicionarios francés, el cual sólo hizo algunos progresos debido a las gravísimas pérdidas a las que le sometieron los alemanes. Ni siquiera otros ataques realizados por el Cuerpo de Ejército neozelandés, llevados a cabo entre el 15 y el 18 de febrero tuvieron mucho éxito. Al fallar todos los intentos de tomar por asalto Cassino, Alexander detuvo la ofensiva para intentar reorganizarse y hacer descansar a sus tropas. Después del fracaso de la ofensiva de febrero, en Cassino se produjo un intervalo de unas seis semanas antes de que los aliados volvieran a retomar las operaciones: aprovecharon este período para modificar nuevamente la organización de sus destacamentos y para reforzar las distintas unidades antes de volver al ataque de las líneas alemanas, lo que ocurrió el 11 de mayo de 1944.La nueva ofensiva se extendió a lo largo de un frente de 32 kilómetros, frente que se extendía desde más allá de Cassino hasta el mar Tirreno. Los ingleses se desplazaron más allá del río Rápido; los alemanes consiguieron contener su ataque. Los americanos que se encontraban en la costa atacaron la "línea Gustav", aunque poco después se vieron bloqueados en Santa María Niña. A la derecha de la formación americana, el Cuerpo de expedicionarios francés consiguió sobrepasar el Garigliano y avanzar para poder cortar las vías de comunicación a los alemanes. El 17 de mayo, Kesselring, dándose cuenta de que había perdido la posición, ordenó la retirada. Finalmente, al día siguiente, los polacos, por último, tuvieron el honor de ocupar Cassino, o mejor, lo que quedaba de la ciudad después de tantísimos bombardeos como había sufrido. Mientras tanto, en Anzio, el 6° Cuerpo de Ejército estadounidense recibió refuerzos y el 23 de mayo atacó, abandonando después el perímetro de la cabeza de puente. El 25 se unió a las primeras unidades del 2° Cuerpo de Ejército.El ataque se produjo durante la noche del 12 de octubre. El plan del general Clark preveía la ocupación de Volturno para llegar hasta Garigliano y al Rápido, y en consecuencia a la línea Sess Aurunca-Venafro. Seiscientas bocas de fuego comenzaron a disparar simultáneamente, mientras que el 6° Cuerpo de Ejército americano se preparaba para el ataque. Desde una ininterrumpida línea de fuego, a lo largo del curso del Volturno y del Calore, disparaban miles de piezas ligeras, mientras que las granadas de humo oscurecían el curso del río en los tramos elegidos para atravesarlo. Los alemanes respondieron al fuego enemigo: se produjeron durísimos combates a la altura del paso de Triflisco, es decir, en el punto más transitable para atravesar el río.Se lanzaron al agua canoas y botes y el 7° y el 15° regimiento americano, junto con el 30° regimiento inglés, alcanzaron la otra orilla en plena noche. Las tres unidades combatieron duramente durante todo el día 13, aunque durante la noche siguiente consiguieron consolidar las cabezas de puente. El río fue sobrepasado. La 71 división acorazada británica llegó hasta Grazzanise, mientras que el grueso de las unidades aliadas pudieron atravesar el Volturno a la altura de Capua. La batalla vio la derrota alemana (aunque con un gran coste de hombres y materiales), a pesar de que los alemanes aún pudieron vanagloriarse de haber obligado a los anglo-americanos a marcar el paso durante al menos tres semanas. Esto significó una pérdida de tiempo precioso para los aliados.Kesselring consiguió detener a los aliados en la "línea de invierno" (desde el río Volturno hasta el Trigno, a lo largo de la costa adriática, pasando por los Apeninos) hasta el 15 de octubre; esto le permitió terminar los preparativos para la defensa de la "línea Gustav" y dar tiempo a que llegaran tropas frescas. El 14° Cuerpo Panzer, al mando del general von Senger, estaba fuertemente atrincherado en las posiciones de defensa que le brindaba la naturaleza geográfica del lugar en la zona de Cassino. Un punto clave de todo el sistema era Montecassino, que dominaba los valles del Rápido y del Liri. El general von Senger asumió el mando de esta línea cuando los aliados se encontraban todavía en Volturno: en definitiva, los alemanes tuvieron a disposición tres meses para preparar las defensas de una posición ya de por sí casi inexpugnable. Al norte de la ciudad de Cassino obstruyeron el valle del Rápido para que se empantanara por completo. En ambas orillas del río se colocaron alambres de espino y miles de minas, entre ellas las terribles "Schu" antihombre, escondidas en cajas de madera, para que no se pudieran identificar con los detectores de los aliados. En el valle del Liri, los alemanes fortificaron edificios, enterraron cañones y torretas de carros armados y prepararon campos de minas muy dispersos. Toda la ciudad de Montecassino estaba fortificada. En los alrededores, los ingenieros alemanes hicieron saltar la roca viva para preparar puestos de fuego para los cañones y las ametralladoras; construyeron pedestales para los morteros, abrieron amplias grutas o agrandaron las ya existentes para proteger la infantería de los ataques de la infantería enemiga y de los bombardeos aéreos.El 2 de enero, el general Alexander, Comandante Supremo aliado en Italia, fijó la fecha del desembarco de Anzio entre los días 20 y 31 del mes, ordenando a la 51 Ejército "... avanzar lo más posible hacia Cassino y Frosinone antes del desembarco para detener en este punto a las reservas enemigas utilizables eventualmente contra las fuerzas desembarcantes, y después, abrir una brecha en este frente mediante el que aprovechar cualquier ocasión para unirse rápidamente a las tropas de la operación anfibia".Las fuerzas enfrentadas eran más o menos iguales. Los aliados disponían en Italia de 18 divisiones y 6 brigadas, es decir, en la práctica unas 20 divisiones: 10 o 12 se encontraban frente a la "línea Gustav" y 3 estaban disponibles para la "Operación Shingle" (el desembarco de Anzio). Las fuerzas alemanas estaban formadas por 13 divisiones en Italia central, otras 8 en Italia septentrional y 2 divisiones de reserva en la zona del sur de Roma, la 291 y la 902 Panzer Grenadieren, esta última reorganizada después del abandono del escenario de la guerra del norte de Africa y recientemente retirada del frente adriático. Por lo que se refiere a las fuerzas aéreas y a los carros, los aliados gozaban de la superioridad absoluta, aunque, como veremos, no pudieron utilizarla a fondo debido a la configuración del terreno, que no disponía de amplios espacios.La denominada batalla de Cassino fue en realidad un complejo entramado de batallas que duraron cuatro meses (desde mediados del mes de enero de 1944 hasta el 18 de mayo del mismo año). Concebida como soporte de la "Operación Shingle", relativa esta última a la ocupación de Roma, terminó por convertirse, una vez fracasada la "Operación Shingle", en el esfuerzo principal de los aliados en Italia: la "Operación Shingle" terminó airosamente gracias a que los aliados consiguieron romper la "línea Gustav". El General Clark había estudiado un plan en cuatro fases para atacar la "línea Gustav". El 17 de enero, el 10° Cuerpo inglés atravesó el Garigliano en los alrededores de la costa, replegándose sucesivamente hacia el interior para amenazar por la izquierda el valle del Liri. El día 20, el 2° Cuerpo de Ejército americano atravesó el Rápido, ocho kilómetros al sur de Cassino, para entrar en el valle del Liri. El Cuerpo de expedicionarios francés continuó su movimiento a través de las montañas. Dos días después, el 6° Cuerpo de Ejército americano desembarcó en Anzio.Los dos ataques laterales, el inglés por la izquierda y el francés por la derecha, obtuvieron algunos buenos resultados, aunque no consiguieron romper totalmente los flancos del enemigo. La clave de las operaciones estaba en el centro, en donde los americanos, a través del Rápido, deberían irrumpir en el valle del Liri y unirse a la cabeza de desembarco de Anzio. La primera batalla de Cassino comenzó la noche del 17 de enero cuando los ingleses atravesaron el Garigliano, aunque entraron en plena batalla cuando la 361 división americana Texas" penetró en los campos aliados y minados para llegar a la orilla opuesta del Rápido. Los pueblos por los que las divisiones tenían que haber pasado se encontraban al norte y al sur de Sant'Angelo, un pueblecito colocado sobre una colina que domina el acceso al río. Las posiciones alemanas, preparadas desde hacía unas cuantas semanas, estaban excavadas en la represa del río, en los fosos y senderos situados en la misma ciudad. La mayor parte de las posiciones estaban hechas a prueba de bomba. La continua lluvia y el represamiento artificial de las aguas redujeron a un gran charco los campos por los que tenían que atravesar los dos regimientos de cabeza de la división y en los que se deberían desarrollar los combates.Una densa niebla cayó durante las últimas horas. El ataque fue un desastre: desde el comienzo, los americanos sufrieron graves pérdidas debido a los bombardeos de los cañones y los morteros alemanes: sus embarcaciones fueron derribadas antes de llegar a la orilla del río; la niebla provocó un gran número de dispersiones, de pérdidas de contacto entre las unidades, de salidas de los caminos señalados con cinta blanca, de pérdida de divisiones enteras por las minas. A ello hay que añadir el fuego mortífero de las ametralladoras alemanas. La mañana del 21 de enero, el comandante del 143° batallón, que había pedido permiso para retirarse, frente al exterminio de sus hombres asumió la responsabilidad de ordenar personalmente la retirada. La mañana del 21 de enero, en la orilla derecha del Rápido, sólo quedaban los hombres de cabeza del 141° regimiento: un puñado de hombres blanco del fuego alemán entre las rocas de la montaña.Al amanecer, el comandante de la división ordenó que también el resto del 141° atravesara el Rápido: fue el enésimo fracaso: el regimiento perdió a todos sus comandantes de compañía, el puente que había construido y todas las barcas; a las 12:00 horas del tercer día, el día 22, los supervivientes fueron empujados más allá del río. En la totalidad de la acción, que duró menos de 48 horas, la 361 división perdió 1.681 hombres, de los cuales 875 eran prisioneros o desaparecidos en combate. Como fuerza de combate, la división Texas fue destruida. Para el segundo ataque a Cassino, el plan táctico de Mark Clark preveía que el 2° Cuerpo americano intentara atacar a la ciudad por el norte, utilizando para ello la 341 división. La misión era difícil: la 341 división tenía que atravesar tres kilómetros de pantanos, cruzar un río helado y atacar las montañas con la cabeza baja evitando el fuego concentrado de los defensores alemanes. La ofensiva tuvo un comienzo terrible. Un batallón fue detenido antes de atravesar el río, mientras que los otros dos lo alcanzaron, pero no consiguieron atravesarlo debido al fuerte fuego enemigo; los carros armados no pudieron intervenir a causa de las malas condiciones del terreno. Las acciones prosiguieron los días 26, 27 y 28, aunque sin grandes combates; se consiguió hacer intervenir a los carros armados y sobre todo, abrir una senda a través de las redes y los campos de minas antihombre permitiendo a la infantería ampliar la cabeza de puente más allá del río. El 31 de enero fue ocupada la ciudad de Cairo y, junto con un numeroso grupo de prisioneros, fue capturado el mando del 131° Regimiento Panzer Grenadieren: a pesar del pésimo comienzo de la 341 división, todo se resolvió en un éxito parcial americano. Sin embargo, las dificultades aún no habían hecho acto de presencia: se trataba de abrirse camino a ambos lados de la montaña para después dirigirse por el sur hacia Cassino, combatiendo en la cima de los montes. Mientras la 341 división avanzaba fatigosamente por el pantano del río y por los primeros contrafuertes de las montañas, el Cuerpo de expedicionarios francés recibió la orden de retirarse hacia el suroeste para colocarse a la derecha de los americanos y atacar el flanco alemán entre el río y el pueblecito de Terelle.El 31 de enero, las tropas francesas consiguieron conquistar el monte Abate. La vuelta de llave de toda la situación fue, efectivamente, el [monasterio de Montecassino#CONTEXTOS#4902] y su colina, protegidos por una vegetación que les hacía aparentemente inaccesibles por el norte y por una serie de colinas más bien duras. Inmediatamente después de recibir la orden de continuar los ataques, la 341 división, el 1 de febrero, llegó a la cima de Monte Castellone y se dirigió hacia el sur, en dirección de Colle Sant'Angelo. Dos días después, dos batallones avanzaban a lo largo de una cumbre denominada "Cabeza de Serpiente": la zona estaba defendida por un batallón de paracaidistas reclamado enseguida al frente adriático.Más al norte, los Panzer Grenadieren defendían tenazmente la línea de Colle Sant'Angelo en la falda del Monte Castellone. En el interior, entre el 31 de enero y el 3 de febrero, un regimiento americano, apoyado por carros armados, trató de entrar en Cassino, pero se encontró bajo el fuego concentrado proveniente de la Colina del Castillo y de las ruinas de los edificios de la ciudad. Los días posteriores, la 34Ğ división lanzó una serie de desesperados ataques para conquistar posiciones en dirección de las colinas del monasterio y caer sobre la ciudad. Mientras tanto, las posiciones alemanas fueron ocupadas por la 11 división de paracaidistas y los ataques fracasaron. Los intentos de conquistar el Monte de Cassino por aquella parte fracasaron en aquellos pocos días. Igual que los alemanes, al finalizar el mes de enero, el general Alexander trasladó tropas del frente adriático, a pesar de que la situación no permitía esperar ya nada bueno.Con el inútil ataque de la 34Ğ división y los restos de la 36Ğ división americana, concluyó la primera batalla de Cassino, con la victoria de los defensores alemanes debido a la eficacia de sus soldados y a la solidez de las instalaciones construidas. A pesar de la victoria, hay que decir que la primera batalla de Cassino les costó mucho a los alemanes, al menos en vidas humanas.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto