El final del ostracismo

Compartir

Datos principales

Inicio 
1945DC
Fin 
1950DC
Rango 
1945DC to 1950DC
Periodo 
Primer franquismo
Lugar 
Derechos 

Desarrollo

El inicio de la Guerra Fría en Europa en los años 1947-48 preparó el camino hacia el final del boicot formal del Régimen. En la sesión del 17 de noviembre de 1947 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, una iniciativa soviética, por la que se podía haber autorizado al Consejo de Seguridad a tomar una acción no especificada contra el Gobierno español, no salió adelante por la falta de acuerdo de dos tercios del Consejo. Entre los que votaron en contra de la propuesta estaban Estados Unidos, Canadá, Australia y un número considerable de países latinoamericanos. Esto dejaba claro que la política internacional de ostracismo se estaba debilitando. El 10 de febrero de 1948 Francia abrió su frontera del Pirineo por primera vez en casi dos años. En la primavera, el Gobierno español negoció nuevos acuerdos comerciales con Gran Bretaña y Francia. El astuto y resbaladizo Lequerica, al que habían quitado de Exteriores hacía tres años, recibió un cargo creado específicamente para él: Director de Embajadas, con residencia en Washington, para intentar hacer cambiar la política de Estados Unidos. Durante los dos años siguientes realizó una campaña increíblemente exitosa. El máximo representante del lobby español era el abogado Charles Patrick Clark, que tenía un sueldo de 100.000 dólares al año, una suma impresionante para la época. Uno de los primeros beneficios fue la negociación de un préstamo de 25 millones de dólares del Chase National Bank para el Gobierno español en febrero de 1949. El presidente Truman siempre fue hostil a Franco, pero la opinión pública en general estaba empezando a cambiar en Estados Unidos, especialmente entre el Ejército, que estaba buscando apoyo estratégico en el Mediterráneo. Los responsables del cambio en la política norteamericana hacia España fueron varios senadores y congresistas liderados por el senador Pat McCarran de Nevada y apoyados por miembros del Ejército. En agosto de 1950, McCarran por fin obtuvo autorización del Comité de Apropiaciones del Senado para un nuevo préstamo a España, mientras que en las Naciones Unidas, el 4 de noviembre del mismo año, se realizó una votación para cancelar las medidas contra el Régimen que se habían tomado en 1946. Tanto la política de las Naciones Unidas como la de Estados Unidos habían cambiado y en diciembre de 1950 se nombró, por primera vez en cuatro años y medio, un embajador en Madrid. España no estuvo en el Plan Marshall, mientras gobernó Franco no se le invitó a formar parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y su entrada en las Naciones Unidas se retrasaría otros cinco años. Sin embargo, al final de 1950, los aspectos más duros del ostracismo internacional habían desaparecido.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto