El feminismo en el exilio impulsa los nuevos comportamientos de las mujeres

Compartir

Datos principales

Inicio 
1AC
Fin 
1AC
Rango 
1AC to 1AC

Desarrollo

Calificamos a las ideas y concepciones en tomo a las mujeres que aparecen en estos años como un 'feminismo de la igualdad', que busca la consecución de una serie de derechos para las mujeres que las igualen con los hombres, pero no se plantea acabar con la situación de subordinación que supone la división del trabajo según el género en el ámbito de la familia y en toda la sociedad. No obstante hay que resaltar el valor positivo de estas ideas para las mujeres exiladas, más evidente si las comparamos con la situación de reclusión en el hogar en que el franquismo mantuvo a las mujeres españolas durante la década de los cuarenta. [Gráfico#CUADROS#13588] Las ideas feministas en el colectivo exilado -aquí representadas por Mercedes Pinto y por Isabel de Palencia- impulsan y afianzan los nuevos comportamientos femeninos. Pueden resumirse en: -Trabajar fuera de casa para no depender económicamente del hombre. -Combinar el trabajo remunerado con el trabajo en el hogar, recurriendo al servicio doméstico. -Dar igualdad de oportunidades a las jóvenes en la educación para que más adelante puedan acceder a un puesto de trabajo remunerado. -Ejercer una maternidad 'consciente" controlando los nacimientos de los hijos, de manera que no ocupen todas las energías de las mujeres. -Practicar el divorcio en caso de conflicto matrimonial irresoluble. Esta concepción de la mujer era adecuada para aplicarse a las mujeres de la clase media, con unos ingresos y una preparación suficientes corno para tener un trabajo bien remunerado, pero no podía generalizarse al conjunto de las mujeres que carecían de dichos medios.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto