El ejército visigodo

Compartir

Datos principales

Inicio 
409DC
Fin 
711DC
Rango 
409DC to 711DC
Periodo 
Hispania visigoda
Lugar 
Derechos 

Desarrollo

En la estructura del ejército también puede verse la asimilación del mundo visigodo al romano. Esto es más claro si se piensa en la larga convivencia de los visigodos como foederati del Imperio. De hecho, su distribución decimal, aunque quizá sólo teórica, se basa en la del ejército bajoimperial. La unidad fundamental era la thiufa, mandada por el thiufadus, similar al millenarius romano, debajo del cual estarían el quingentenarius, el centenarius y el decanus, aunque es probable que tales divisiones no respondieran generalmente a la realidad. Hemos indicado ya cómo cada vez se da una mayor militarización de la administración, lo que trajo consigo el ejercicio de ciertas funciones y controles militares por comites o duces. Concretamente el dux exercitus provinciae, con control sobre cada una de las provincias, inicialmente seis en esta época, de Hispania, y con un poder cada vez mayor que, sumado a las otras atribuciones, le conferiría un predominio sobresaliente con respecto al resto de la nobleza. Pero lo que interesa resaltar especialmente no es tanto la composición del ejército sino su constitución como fuerza defensiva de la monarquía. La distribución descrita se refiere al ejército real, pero existían también ejércitos privados, y en origen el ejército visigodo en sí estaba formado por las contribuciones de hombres y armas que los nobles tenían, de manera que el ejército real se componía básicamente de las mesnadas aportadas por los nobles, cuyos soldados eran saiones y buccellarii. Leovigildo intentó controlar el ejército captando miembros de origen tanto visigodo como romano no ligado directamente a la nobleza; pero lo cierto es que ésta, cada vez más poderosa, a pesar de algunos intentos regios, contaba con fuertes contingentes; hecho que explica el porqué de la relativa facilidad con que se sucedían las rebeliones y motivaría la concentración de poder en los duces, aunque fueron éstos precisamente los que a veces se sublevaron. Por último, debe señalarse que la política fiscal, la aderación de los impuestos y la acuñación de moneda estaban relacionadas en buena medida con el avituallamiento y mantenimiento de tropas. Igualmente cabría hablar de la construcción de elementos defensivos y fortificaciones en las zonas más conflictivas.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto