El comercio

Compartir

Datos principales

Inicio 
753AC
Fin 
476DC
Rango 
753AC to 476DC
Periodo 
Roma
Lugar 
Derechos 

Desarrollo

Las ciudades romanas estaban llenas de talleres y tiendas. Orfebres, tejedores, zapateros, etc. vendían sus productos al público en su mismo lugar de trabajo. Había también muchos comercios dedicados a la venta de alimentos, algunos de ellos especializados en la comida preparada. Buena parte de la actividad comercial era realizada por los mismos productores. [Los excedentes agrarios#CONTEXTOS#764,8089] eran llevados a [la ciudad#CONTEXTOS#780,6435] por el campesino, quien adquiría o cambiaba en [los talleres#CONTEXTOS#766,8092] los productos necesarios. El propio Estado era el encargado de llevar a los campamentos militares todo lo necesario para su manutención. Pero a pesar de estas limitaciones ya existía la figura del intermediario, dedicándose a las actividades comerciales un buen puñado de romanos e itálicos. El comercio se realizaba preferentemente por vía marítima -más rápido y más barato- siendo hombres libres los propietarios de los barcos, habitualmente organizados en sociedades mercantiles. Para evitar desplazamientos continuos, el armador solía delegar cierta responsabilidad en un esclavo de su confianza, que representaba jurídicamente al comerciante. Los grandes emporios comerciales del Imperio eran las principales ciudades -Roma, Alejandría, Marsella, Antioquía- y en ellas podíamos encontrar expertos de diferentes orígenes -judíos, hispanos, sirios-. La manera de conseguir una fortuna con mayor facilidad era dedicarse al comercio.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto