El ataque japonés

Compartir

Datos principales

Inicio 
1942DC
Fin 
1945DC
Rango 
1942DC to 1945DC
Periodo 
Hiroshima L3

Desarrollo

El 11 de diciembre de 1941, los japoneses piden permiso de paso al Gobierno de Thailandia y desde allí invaden Birmania y Malaca. La invasión de Birmania se efectúa con dos divisiones -XV Ejército japonés, del general Iida-, por la costa del Tenasserim, cerca de Moulmein, acompañadas por unidades colaboracionistas birmanas y por los dirigentes nacionalistas Aung San y Thakin Soe, que asumirán el gobierno de las zonas liberadas (24). Tras una primera resistencia británico-india en Thaton, pronto superada, las derrotas británicas se suceden una tras otra; la retirada a través del río Sittang es un desastre y se pierde todo el material pesado. La capital Rangún es evacuada el 7 de marzo de 1942, ante la amenaza -los japoneses han traído dos nuevas divisiones tras la conquista de Singapur- de ver cortada la retirada hacia el norte, y los británicos van abandonando Birmania y entrando en India. Todo el país ha caído en manos japonesas. En marzo, el general sir H. Alexander es designado comandante en jefe de las tropas de Birmania, y el general W. Slim, del Ejército de la India británica, comandante de las fuerzas de tierra. Los nuevos comandantes sólo pueden dar fe de la retirada y, a partir de ahora, tratar de defender India como sea. Con los británicos, se han refugiado en la India cientos de miles de refugiados birmanos e indios. Una vez cruzado el río Chindwin, los japoneses ya no persiguieron a los fugitivos, que estaban agotados, desmoralizados y sorprendidos. En el norte, el V Ejército chino de Chiang Kai-chek (25), mandado nominalmente por el general norteamericano J. Stilwell, pudo proteger durante un tiempo la carretera paralela a la cuenca del río Sittang, pero no pudo entrar en contacto con los británicos que provenían del sur. Aviones norteamericanos del Flying Tiger Corps actuaron contra los japoneses, pero la mayor parte de los aparatos habían sido destruidos en el suelo después de la toma de Rangún. Por otro lado, el frente birmano se había hundido en gran parte cuando los japoneses habían penetrado en las tierras shan meridionales y amenazado directamente las comunicaciones con China: los derrotados chinos, desmoralizados, se convirtieron en fugitivos -y bandidos- saqueando a la población autóctona en su retirada y sólo más adelante podrán reorganizarse. A fines de abril y comienzos de mayo todas las fuerzas aliadas han abandonado Birmania, excepto las chino-norteamericanas de Stilwell, que se refugiarán en el extremo norte, donde los japoneses no pueden o no quieren penetrar, en tierras kachin y shan. Ahora se les planteaba a los japoneses la explotación de su victoria, es decir, la invasión de la India británica. Pero por el momento Iida quiso hacer descansar a sus tropas. Durante el resto del año no habrá prácticamente combates.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto