Corea y Micronesia japonesa

Compartir

Datos principales

Inicio 
1945DC
Fin 
1945DC
Rango 
1945DC to 1945DC
Periodo 
Hiroshima L2

Desarrollo

Corea fue colonia japonesa desde 1910. La explotación económica, la represión política contra nacionalistas y comunistas, las brutalidades, los malos tratos y la miseria de los trabajadores coreanos emigrados a Japón o a otros territorios japoneses, fueron caldo de cultivo para levantamientos como el de 1919 o las agitaciones de 1936, y, en general, para la resistencia pasiva de la población, ya antes de entrar Japón en guerra con China -1937- o con Estados Unidos -1941. La guerra sólo acentúa la represión -en 1942 son detenidos los miembros de la Sociedad para el Estudio de la Lengua Coreana; en 1943 se prohibe la Sociedad Dchindan, para el estudio de la civilización coreana. Surgen movimientos clandestinos y se multiplican las sociedades secretas antijaponesas. Junto a la protesta política surge la armada: en 1932 un coreano lanza una bomba contra el emperador del Japón, en Tokio, y en Shanghai -China-, contra generales japoneses. Surge un grupo guerrillero en la frontera coreano-manchú -Manchuria era colonia japonesa-, y desde 1940 un Gobierno provisional coreano forma una unidad que combate a los japoneses en China. En 1943 y 1944 aumenta la actividad guerrillera, ante la promesa de los aliados de ayudar a la resistencia coreana y de restablecer la independencia del país tras la guerra. Los aliados -soviéticos y estadounidenses- liberan Corea en agosto de 1945. Los archipiélagos de las Marianas, Carolinas y Marshall, excepto Guam, que era norteamericana, fueron cedidos a Japón en fideicomiso después de la Primera Guerra Mundial. La política japonesa osciló entre la indiferencia hacia la población -pero no respecto de la explotación económica- y las brutalidades, el trabajo forzado y el acaparamiento de tierras por oleadas de colonos japoneses, lo que trajo consigo una reducción alarmante del número de habitantes. A medida que los norteamericanos iban conquistando los archipiélagos, el trato japonés se endurecía. En las Marianas, y sobre todo en Guam -conquistada en 1941-, una parte de la población se vio confinada en reservas. En 1944 los japoneses habían sido expulsados -y con ellos todos los más de 50.000 colonos-, los norteamericanos habían recuperado Guam y se establecían sin más en toda la Micronesia nipona, que luego la ONU le cederá en fideicomiso. Mientras duró la guerra, los isleños se verán sometidos a racionamiento, a trabajo forzado y a pésimas condiciones laborales.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto