Avances y retrocesos

Compartir

Datos principales

Inicio 
1939DC
Fin 
1940DC
Rango 
1939DC to 1940DC
Periodo 
Bliztkrieg

Desarrollo

Las fuerzas armadas finlandesas que hacen frente a las soviéticas presentan el siguiente despliegue (Condon): Ejército del istmo de Carelia (Cuerpos de Ejército Il y III), con 6 divisiones; norte del Ladoga, IV Cuerpo de Ejército, 2 divisiones; y varias unidades menores (batallones y compañías) en el resto del territorio hasta el Ártico. Los soviéticos despliegan 30 divisiones y 6 brigadas acorazadas: en el istmo, el VII Ejército, con 13 divisiones y 5 brigadas acorazadas, destinado a la conquista de Viipuri; norte del Ladoga, VIII Ejército con 9 divisiones y artillería pesada, para atacar a la retaguardia siones, cuya misión es cortar en dos Finlandia e impedir la eventual ayuda sueca; Ártico, XIV Ejército, con 3 divisiones, contra Petsamo, cuya misión es además alcanzará el golfo de Botnia, e impedir la eventual ayuda noruega. Inicialmente, la guerra se va a librar en los cuatro frentes donde se hallan desplegados los soviéticos. Mientras en el istmo los soviéticos están empantanándose, en el Norte ocupan Petsamo, pero una división soviética que se dirige hacia el sur es detenida por un batallón de cazadores, y dos que tratan de penetrar hacia el golfo de Botnia retroceden ante un solo regimiento de la reserva... En enero este frente se estabiliza, pero los finlandeses atacan constantemente a los sorprendidos enemigos y lanzan incursiones y efectúan sabotajes en territorio soviético. En el Centro-Norte los soviéticos ocupan Salla y su zona el 10 de diciembre: los finlandeses la reconquistan el 21, para perderla de nuevo a comienzos de enero de 1940 y recuperarla definitivamente el 17. En la batalla de Salla los finlandeses serán muy inferiores en número, pero los soviéticos no podrán con ellos (algunas unidades soviéticas se disgregarán rápidamente y otras se desbandarán sin combatir). El 5 de diciembre los soviéticos inician el ataque en la zona de Suomussalmi, en el Centro, que prosigue el 11 y que les permite ocupar la ciudad, pero para hallar ante sí el vacío. El 13 comienza el contraataque finlandés, dirigido por el coronel H. J. Siilasvuo con profundas penetraciones e infiltraciones, que disgregan a las unidades enemigas. Entre fines de mes y el 5 de enero, los soviéticos se retiran, tras haber sufrido más de 13.000 bajas (aquí también varias retiradas desordenadas se convierten en verdaderas huidas), repartidas entre las dos divisiones soviéticas, la 44 y la 163, que son casi destruidas. El botín finlandés en material y prisioneros es abundante. En su avance, los finlandeses han llegado a penetrar incluso en territorio soviético. Al norte del Ladoga los soviéticos ocupan Tohinajärvi (8 de diciembre); los 11 batallones del coronel Talvela contraatacan, hacen retroceder al enemigo; una nueva división acude en ayuda de la primera, pero en combates nocturnos son diezmados y derrotados. En el istmo el frente se ha estabilizado, aunque los soviéticos lanzan terribles bombardeos de artillería (como los del 15 y 17 de diciembre). Entre enero y febrero las inclemencias climáticas reducen la actividad en los frentes. Y una nueva etapa va a comenzar, como veremos. Los soviéticos han sido derrotados en toda la línea. Han intentado repetir el éxito del Blitzkrieg alemán en Polonia, pero la aún mayor carencia de carreteras, los ríos y lagos, los bosques y la mayor decisión de los finlandeses ha echado por tierra el plan. Han sido incapaces, además, de coordinar infantería y carros, y sus oficiales y soldados han mostrado un adiestramiento deficiente, y han dispuesto de un equipo mediocre. Notable ha sido la desorganización y el mando ha sido incapaz de hacer frente a las tácticas guerrilleras. Los finlandeses han mezclado hábilmente las tácticas clásicas con las de guerrilla; han mostrado un adiestramiento bueno y un entusiasmo aún mejor, y una unanimidad ante el enemigo sorprendente, una gran compenetración soldados-oficiales, y una ubicuidad que desmoralizará al enemigo, pese a la inferioridad numérica y a la vetustez del materia. La victoria finlandesa asombrará al mundo, como la griega contra los italianos unos meses más tarde.


Esquema relacional

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto