La huella de Roma - Introducción

Fecha:



Comentario

En el año 237 A.C. las tropas cartaginesas de Aníbal desembarcan en Cádiz. En respuesta Roma, la otra gran potencia en el Mediterráneo, envía sus legiones a suelo peninsular. Con este acto da inicio una larga guerra, que se saldará definitivamente con la conquista romana de Hispania, que convertirá a este territorio en provincia de la poderosa Roma. Desde este momento Hispania, será parte activa de las vicisitudes de la historia de Roma.

El primer periodo que estudiamos en este volumen: "La Hispania republicana romana" equivale al de 200 intensos años llenos de acontecimientos que culminaron con el sometimiento de casi todos los pueblos de la Península Ibérica al poder de Roma.

Posteriormente durante el Alto Imperio, entre los siglos I al III D. C. en Hispania tiene lugar un intenso proceso de romanización, vertebrado mediante el desarrollo de la ciudad romana, con fundaciones de colonias y promoción de antiguos núcleos al estatuto municipal.

La última etapa de la dominación romana durante el Bajo Imperio abarca desde el emperador Diocleciano hasta la época visigoda. Más que un periodo de decadencia hay que verlo como un momento de cambios y de reorganización de un nuevo modelo de relaciones políticas y sociales que incluso se mantendrá después de la caída del Imperio Romano Occidental.

Páginas relacionadas