El Románico (2) - Introducción

Fecha:



Comentario

Tras asentarse con fuerza en los reinos del este de la Península a lo largo del siglo XI, el Románico inicia su expansión por tierras de la corona castellano-leonesa. Gracias al Camino de Santiago, las influencias artísticas calan hondo en todas las regiones del centro y del oeste peninsular, convirtiéndose en una de las regiones donde el Románico tendrá un mayor esplendor.

Los ejemplos son muy numerosos y se encuentran en todas las provincias, pero quizá el edificio más representativo sea la catedral de Santiago, modelo de iglesia de peregrinación y lugar emblemático para los miles de romeros que a Compostela se dirigían.

Los siglos XI y XII son el momento de consolidación de este estilo austero, elegante y de formas proporcionadas, que ve cómo a lo largo de la centuria siguiente los edificios van aumentando en altura y en esbeltez.

Páginas relacionadas