Las campañas de Almanzor

Fecha:



Comentario

La subida al poder de Almanzor, durante la última etapa del califato, supuso una reactivación del poder de Córdoba frente a los reinos cristianos. En total, durante sus veintidós años de gobierno, hay constancia de que se realizaron más de 55 expediciones, algunas de ellas con notable éxito.
En el año 981, las tropas de Almanzor partieron de Córdoba para penetrar en el territorio del reino de León. Tras vencer en Rueda a los ejércitos aliados de León, Castilla y Navarra, asolarán Zamora, Simancas y la misma León.
Cuatro años más tarde, en el 985, el objetivo fue Barcelona, ciudad que fue tomada al asalto el 6 de julio de ese año. En el 988, el objetivo será de nuevo el reino de León, tomando Zamora, Sahagún y León, y asolando los territorios que encontraba a su paso durante su regreso a Córdoba.
Pero, de entre todos los ataques, el más sonado tuvo lugar en el año 997. Esta vez el objetivo fueron las tierras del oeste peninsular y, principalmente, Santiago de Compostela, símbolo de la Cristiandad. El 3 de julio del 997 partió de Córdoba al frente de su caballería. La expedición se reforzó en Viseo, recibiendo el aporte de muchos condes vasallos. En Oporto se le unió la infantería, que había hecho el viaje por mar. Finalmente, tras arrasar Padrón, llegó a Santiago, que pudo tomar gracias a estar despoblada.
La última gran campaña de Almanzor se produjo en la primavera del año 1002, y su objetivo fue la Rioja. Al frente de sus tropas, penetró hasta Calatañazor e incendió el monasterio de San Milán de la Cogolla. A su regreso a Córdoba, ya enfermo, falleció cerca de Medinaceli en la noche del 10 al 11 de agosto de ese mismo año.

Páginas relacionadas