La casa griega

Fecha: Lugar: Grecia



Comentario

Visitamos la casa de una adinerada familia griega del siglo V a.C. El acceso se realizaba a través de un pequeño pasillo que desembocaba en el gran patio central, verdadero corazón de la casa donde se situaba el altar para los sacrificios a los dioses familiares. Alrededor del patio se disponían las diferentes estancias. El dormitorio principal, al igual que el resto de las habitaciones, tenía muy pocos muebles: una cama y algunos taburetes y baúles. Tras franquear un pórtico de columnas entramos a la sala de estar donde podemos apreciar algunas ánforas y una mesa. Como las demás estancias, no tenía ventanas. El salón principal era la habitación más importante, donde el ciudadano charlaba y pasaba el rato con sus amigos. Los invitados se recostaban sobre unos lechos llamados kliné donde realizaban los banquetes, situándose ante ellos unas pequeñas mesas para tener a su alcance alimentos y bebidas. El suelo de este cuarto era de mármol y las paredes estaban pintadas en colores cálidos. A sus espaldas se encontraba la cocina, al aire libre para realizar el fuego.

Páginas relacionadas