La Estella románica

Fecha:



Comentario

Fundada en el año 1090 por expreso deseo del rey Sancho Ramírez, con el fin de ayudar y dar cobijo a los peregrinos francos que seguían la Ruta Jacobea, Estella es considerada la capital del Románico navarro.
La de San Pedro de la Rua es la iglesia más antigua de la villa. Erigida en el siglo XII, se trata de un templo de tres naves con un espectacular claustro adosado.
El Palacio Real es una de las mejores muestras del románico civil en España. Construido en los últimos años del siglo XII, en el extremo izquierdo de su fachada se encuentra este capitel, que narra la lucha de dos personajes míticos en la Edad Media: Roldán y Ferragut.
La iglesia de San Miguel se ubica en uno de los nuevos barrios. Su puerta norte es una de las obras más interesantes de la escultura románica de Navarra.
El templo dedicado al Santo Sepulcro fue iniciado en los últimos años del siglo XIII, en un estilo románico tardío. Destaca la fachada del muro del Evangelio, una de las obras maestras del gótico navarro.
El primitivo puente de la Cárcel fue construido en época medieval, pero fue destruido en 1873 durante las Guerras Carlistas.
En el año 1176, los monjes cistercienses se instalan en Iranzu. Pronto el monasterio se convirtió en uno de los más importantes de Navarra.
Una vez abandonada Estella, el viajero deja a sus espaldas una de las ciudades más bellas de la geografía Jacobea.

Páginas relacionadas