El Madrid de los Borbones

Fecha: Lugar: Madrid



Comentario

La llegada de una nueva dinastía al trono de España en el año 1700 trajo consigo importantes cambios urbanísticos en la capital, Madrid.
Los primeros trabajos se centran en el Palacio Real, tras el incendio sufrido por el viejo Alcázar de los Austrias. El nuevo palacio fue trazado en su esquema básico por Filippo Juvara, siendo Sachetti el encargado de la construcción.
En el centro neurálgico de la ciudad se levanta la Real Casa de Correos, edifico construido entre 1766-68 por el arquitecto francés Jacques Marquet.
Villanueva es el encargado de una de las más elegantes iglesias de la capital: el Oratorio del Caballero de Gracia, templo de una sola nave proyectado en 1785.
A través de la calle de Alcalá, verdadero eje vertebrador del urbanismo madrileño, se llega al Salón del Prado, presidido por la fuente de Cibeles, diseñada por Francisco Gutiérrez en 1777, aunque en la ejecución de los leones intervinieron otros escultores.
La fuente de Apolo es la obra más importante del escultor Manuel Alvarez de la Peña, siguiendo los diseños de Ventura Rodríguez. En ella aparece el dios como vencedor del dragón Pitón.
Este tramo del Salón del Prado se cierra con la fuente de Neptuno, realizada entre 1780-84 por Juan Pascual de Mena. El dios se nos muestra desnudo, con el tridente en la mano, montado en un carro del que tiran dos hipocampos.
El centro del Salón del Prado es el edificio del Museo del Prado, diseñado por Juan de Villanueva en 1785. La simplicidad del diseño, su alineamiento horizontal y el carácter de su volumen abstracto han sobrevivido casi intactos a través del tiempo.
También obra de Villanueva es el Observatorio Astronómico. Las obras se iniciaron en 1790, coronándose el edificio con un templete rotondo que anticipa el neoclasicismo de la centuria siguiente.
Las trazas urbanísticas de la Corte se completaron con el diseño de una de las puertas que cerraban las murallas: la puerta de Alcalá fue erigida por Sabatini en 1769; consta de cinco vanos, de medio punto los centrales y adintelados los laterales.

Páginas relacionadas