Mileto y su Bouleuterion

Fecha:



Comentario

En el año 494 a.C. los persas arrasaron Mileto y expulsaron a sus habitantes. La reconstrucción de la ciudad fue encargada a Hippodamos de Mileto, adoptando sin reservas la planta ortogonal regular que le convertirá en uno de los urbanistas más famosos de la historia.
En la cuadrícula trazada encontramos tres grandes espacios, ocupando el central los edificios públicos. Estos se reparten a los lados de una escuadra que une los dos puertos principales, separados por el promontorio del teatro. En el punto de articulación de ambas ramas se halla el ágora principal, mientras que en la rama norte encontramos el boulouterion, los gimnasios, el santuario de Apolo Délfico, los mercados y los grandes depósitos del puerto de los Leones.
El Bouleuterion era la sede del consejo o de la asamblea de ciudadanos que gobernaba la ciudad. Presenta una planta rectangular dividida en dos espacios. Al primer espacio se accede por un pórtico con cuatro columnas que da paso a un atrio cerrado por tres de sus frentes. El segundo espacio acoge la sala de deliberaciones en forma de hemiciclo, sosteniéndose la techumbre gracias a cuatro gruesas columnas.

Páginas relacionadas