Palacio de Jorsabad

Fecha:



Comentario

El monumento principal en Asiria no es el templo sino el palacio. El monarca es el dominador de pueblos y caudillo de expediciones guerreras y para su goce y señal de omnipotencia se levanta el palacio.
El mejor conocido es el de Jorsabad, construido por el rey Sargón en el siglo VIII a.C. Estaba edificado sobre una enorme plataforma con varias rampas de acceso y se encuentra dentro de un recinto amurallado reforzado por torres. La muralla tiene varias puertas monumentales defendidas por gruesos torreones, flanqueadas por gigantescas estatuas de toros alados de ocho patas.
Las dependencias se organizan alrededor de diversos patios. El principal tiene al fondo el gran salón del trono. A la izquierda se levantan el zigurat y, dispuestos alrededor de sendos patios, los tres templos al dios visible. En el lado opuesto y teniendo también como eje un gran patio se encontrarían las dependencias administrativas y las habitaciones de la servidumbre.
Sobre la meseta, separado del palacio, se levanta el hilani, pequeño templete con columnas de influencia hitita.
Los relieves que decoran el palacio hacen referencia a la vida del rey Sargón, destacando las parejas de toros antropocéfalos alados.

Páginas relacionadas