La arquitectura civil en el arte medieval

Fecha:



Comentario

En un mundo tan convulso como el medieval, la defensa se convierte en la primera necesidad de las poblaciones. La inmediata consecuencia será la construcción de una extensa red de castillos, especialmente en aquellos países donde se estaba desarrollando la guerra contra el Islam, como en el caso de España. Todas las regiones de la península Ibérica se salpican de castillos y plazas fuertes, entre los que destacamos el castillo de Olite, el alcázar de Segovia, el castillo de Loarre o el de la Mota. El mundo islámico también vive un espectacular desarrollo de las fortalezas defensivas, como observamos en las puertas fortificadas o los palacios del desierto. Incluso el urbanismo se ve influido por las necesidades defensivas, como observamos en Bagdad, cuyo espectacular planta circular aparece limitada por una potente muralla.
Pero no todos los esfuerzos constructivos se emplearán en la edificación de castillos y fortalezas. En Granada se levantará uno de los más bellos edificios de la Historia: la Alhambra, palacio real construido entre 1325 y 1369 donde se resumen las tendencias espaciales, decorativas y funcionales del arte islámico. En Oviedo encontramos un pequeño palacio que pronto se convertirá en iglesia: Santa María del Naranco, construido en tiempos de Ramiro I, entre los años 850 y 900. En Jaén hallamos una excelente muestra de baños árabes que repiten el esquema de las cisternas de Constantinopla.
A medida que nos acercamos al siglo XVI la arquitectura civil manifestará un importante proceso de transformación, especialmente en los Países Bajos y en Italia. Buena prueba de ello lo tenemos en el espectacular Ayuntamiento de Bruselas, comenzado a construir en 1402 al que se añade en 1449 la gran torre, o el Hotel-de-Ville de Lovaina, edificio municipal construido entre 1448 y 1463 a semejanza del anterior. También destaca la Casa de Jacques Coeur en Bourges, uno de los primeros palacios-residencia que ya enlaza con la época renacentista. El Palacio Ducal de Venecia es una buena muestra de edificio civil en el que los aspectos decorativos priman sobre los defensivos, al igual que el Palacio Público de Siena. En España también encontramos excelentes ejemplos de esta transformación como la Lonja de Mercaderes de Palma de Mallorca, construida por Guillem Sagrera entre 1426 y 1446, o la Fachada del Colegio de San Gregorio de Valladolid, construida por Gil de Siloé y Diego de la Cruz entre 1488 y 1496.

Páginas relacionadas