Las elecciones de febrero de 1936

Fecha:



Comentario

Las elecciones de febrero de 1936 significaron el triunfo de las izquierdas, coaligadas en el Frente Popular, quienes derrotaron a la Unión de Derechas. Los partidos de izquierdas consiguieron más del 50 % de los votos en Pontevedra y La Coruña, Asturias, Huesca, Cataluña, Madrid, Extremadura, toda Andalucía excepto Granada, más Murcia y Alicante. También ganaron con este porcentaje en las circunscripciones urbanas de Barcelona, Zaragoza, Madrid, Valencia, Murcia, Málaga y Sevilla.
En las provincias de León, La Rioja, Zaragoza, Avila, Ciudad Real, Albacete, Valencia y las dos Canarias lograron entre el 40 y 50 % de los votos. Entre un 30 y un 40 consiguió el Frente Popular en Santander, buena parte de Castilla la Vieja, Toledo, Teruel, Castellón, Baleares y Granada.
Peores fueron los resultados en Orense, Burgos, Alava, Guipúzcoa, Navarra y Cuenca, provincias en las que cosecharon entre un 20 y un 30 % de los votos. Este porcentaje también fue el conseguido en la circunscripción electoral de Bilbao. Finalmente, el peor resultado para la izquierda fue el de Vizcaya, provincia en la que el Frente Popular sólo logró entre un 10 y un 20 % de los sufragios.
Con una alta participación, superior al 72 %, los partidos del Frente Popular lograron en total 278 diputados, repartidos entre los 99 del PSOE, los 87 de Izquierda Republicana, los 36 de Ezquerra Republicana de Cataluña y los 56 de otros partidos. Por el centro, la Lliga catalana logró 12 diputados, el PNV 10 y otros partidos 29. Los partidos de derecha lograron un total de 124 diputados, 88 de ellos pertenecientes a la CEDA. Por último, 20 diputados fueron asignados a otros partidos. El triunfo de los partidos del Frente Popular les permitió formar gobierno el 19 de febrero, presidido por Manuel Azaña.

Páginas relacionadas