Fachada de la iglesia de Santiago de Carrión de los Condes

Fecha:



Comentario

En el centro de la villa palentina de Carrión de los Condes se levanta la iglesia de Santiago. Construida en el siglo XII, de esta época sólo se mantiene en pie su espléndida fachada, magnífico ejemplo de la influencia greco-romana en el arte románico.
Consta de una portada con arco de medio punto y arquivolta figurada, que se apoya en dos columnas, rematado el conjunto por un magnífico friso que representa a Cristo y los Apóstoles.
Cristo en majestad viste túnica y manto de ricas guarniciones; en su mano izquierda porta el libro, mientras que con la derecha, desaparecida, debía bendecir. El pantocrátor se rodea del Tetramorfos, los emblemas de los cuatro Evangelistas según la visión del profeta Ezequiel: el ángel de Mateo, el león de Marcos, el águila de Juan y el toro de Lucas.
A ambos lados de esta escena se extienden los doce apóstoles en dos grupos, cada uno bajo un dosel trilobulado. La mayoría de ellos han perdido la cabeza, pero podemos observar su deformidad en las proporciones, lo que nos indica la presencia de dos maestros en su ejecución.
En la arquivolta encontramos veintidós figuras que representan los oficios medievales. Se puede apreciar dos luchadores enfrentados, un zapatero curtiendo las pieles, un juez que porta una vara en la mano izquierda, un lector con el libro sobre sus piernas, un soplador de herrería con su característico fuelle y un personaje no identificado que levanta su mano derecha sobre el hombro contrario, por citar algunos ejemplos. El conjunto se remata con un león en cada extremo.

Páginas relacionadas