Migraciones y población urbana

Fecha:



Comentario

Desde finales del siglo XIX, el porcentaje de población rural va decreciendo, a favor de la población urbana. Así, si en 1867 el 80% de la población española vive en el medio rural, en 1930 este porcentaje bajará hasta el 60%. Correlativamente, la población urbana pasa del 20 al 40% en el mismo periodo.
Las áreas que reciben población son básicamente el área del Guadalquivir, Madrid, el Levante, Cataluña, el Ebro y el Cantábrico, zonas en las que se localiza el desarrollo económico español.
Conforme la población rural emigra a las ciudades, crece el número de núcleos urbanos importantes. Así, hacia 1930, son numerosas las provincias que cuentan con más de un núcleo de población superior a 10.000 habitantes. Destaca la provincia de Asturias, con 22 núcleos de este tipo, y la de La Coruña, con 20. Entre 15 y 19 tienen provincias como Pontevedra, Lugo, Badajoz, Córdoba, Cádiz, Jaén o Alicante.
Entre 5 y 14 núcleos de población con más de 10.000 habitantes tienen provincias como Barcelona, Madrid, Valencia, Baleares o las dos canarias, entre otras. Por último, hay un gran número de provincias que con tan sólo 4 o menos ciudades con más de 10.000 habitantes, correspondiendo, a grandes rasgos, a buena parte del norte de la Meseta.

Páginas relacionadas