Iglesia de San Miguel de la Escalada

Fecha:



Comentario

El monje Alfonso levanta en el año 913 un monasterio en tierras leonesas, siendo la iglesia de San Miguel de la Escalada el único resto conservado.
El templo reproduce el modelo basilical más simple y tradicional, estructurándose en tres naves, separadas por columnas sobre las que se levantan arcos de herradura, cabecera tripartita -de herradura al interior y testero plano al exterior- y transepto que no sobresale en planta, acusándose en el espacio interno por la presencia del iconostasio.
Lo más significativo del templo lo encontramos en el lado meridional donde se levantó un pórtico que en un principio constaba de seis arcos, que después fueron aumentados hasta doce, todos ellos recuadrados por un alfiz corrido.
Las tres naves del templo se separan por medio de columnas con capiteles reutilizados, volteándose sobre ellas arcos de herradura. La diafanidad del espacio interior se ve interrumpida por el iconostasio y los canceles que aíslan la cabecera del cuerpo de la iglesia. Los techos se cubren con armadura de madera.

Páginas relacionadas