Población en la España del XVIII

Fecha:



Comentario

La España del siglo XVIII es un país escasamente poblado. Las áreas con mayor densidad de población son Madrid y Guipúzcoa, con más de 60 habitantes por kilómetro cuadrado. Entre 51 y 60 habitantes presentan Navarra, Valencia y Baleares.
La densidad de población es algo menor en zonas como Asturias, Toro y Sevilla, situándose entre los 41 y los 50 habitantes por kilómetro cuadrado. En Cataluña y el antiguo reino de Granada la densidad está entre los 31 y los 40 habitantes.
Las zonas de menor densidad de población corresponden al interior. Entre 11 y 30 habitantes por kilómetro cuadrado tienen áreas como Galicia, Aragón, prácticamente toda Castilla la Vieja, Córdoba y Murcia. Las zonas más despobladas son León, Zamora, Salamanca, Extremadura, La Mancha, Cuenca y Jaén, con una densidad inferior a 10 habitantes por kilómetro cuadrado.

Páginas relacionadas