Cossio, Pancho

La madre del artista
Nacionalidad: España
San Diego de los Barros (Cuba) 20-10-1894 - Alicante 1970
Pintor



Galería de obras


Comentario

Hijo de emigrantes cántabros instalados en Cuba, al estallar la guerra por la independencia de la isla, en 1896, toda la familia regresa a España, volviendo a su tierra de origen. Un accidente cuando tiene cinco años le provocará una cojera de por vida, signo característico del artista. Durante la convalecencia se entretiene dibujando. En 1907 la familia se traslada a Santander, donde Pancho iniciará estudios de Comercio, pronto abandonados por sus deseos de ser pintor. Las buenas muestras de su quehacer artístico motivan que su familia apoye su decisión, recibiendo clases de pintura de un artista local, Francisco Rivera. Pronto decide ampliar su formación y se traslada a Madrid, entrando en el taller de Cecilio Pla, donde entablará amistad con Francisco Bores. En estos años realiza aún obras de tendencia académica, aunque empieza a mostrar signos de su personal aplicación del color. En 1919 monta su primer estudio en Madrid y expone por primera vez en público. Las muestras se hacen cada vez más habituales, en primer lugar en Santander, donde escandaliza al público, no acostumbrado a un arte tan "vanguardista". En estos momentos se pone de manifiesto la influencia de Vázquez Díaz, Solana o Zubiaurre, sin renunciar a sus signos de identidad, entre los que destaca la sobriedad en el dibujo. En 1923 se traslada a París, donde se pone en contacto con el grupo de Picasso. El cubismo será de su interés, tomando algunos elementos para configurar su obra futura, caracterizada por la presencia de bodegones con piezas cubistas, transformando las influencias hasta hacerlas suyas. El expresionismo alemán también le interesa en estos momentos. Una serie de exposiciones en galerías francesas permiten iniciar al artista un periodo de seguridad, siendo reconocido por aficionados y artistas. Cossio se siente integrado en París, participando en las más diversas actividades de los grupos de vanguardia. Sin embargo, la quiebra de La Gallerie de la France, con la que Cossio tenía contrato en exclusiva, en el año 1933, supondrá un grave descalabro para el artista. El duro golpe le hace abandonar la pintura e interesarse por la política, regresando a España para fundar las J.O.N.S. junto a Ramiro Ledesma Ramos. El estallido de la Guerra Civil provoca su reclusión en su casa hasta que la ciudad de Santander cae en manos de las tropas del general Franco, momento en el que es nombrado jefe de prensa y propaganda. Los enfrentamientos con el nuevo régimen le hacen abandonar la política en 1940, retomando sus actividades artísticas y vinculándose al grupo PROEL, donde es considerado un maestro por los jóvenes artistas. Desde 1942 su estilo se hace totalmente personal. En sus cuadros presenta a un tiempo visiones fuertes y nacaradas, llenas de "sabor pictórico de cocina", como el propio Cossio decía, cargadas nostalgia y de poesía, logrando la intemporalidad. De esta época son los retratos sus obras más destacadas. Empieza a exponer en Madrid y Barcelona, aunque con escaso éxito. A partir de la década de los 40 serán los bodegones y las marinas -se declaraba admirador de Turner- sus temas favoritos. Los elementos gozan de vida propia y abunda el color gris, inspirado en Velázquez.

Páginas relacionadas