Esturmio, Hernando de

San Roque
Nacionalidad: Flandes
Zierikzee 1515 h. - 1556
Pintor



Galería de obras


Comentario

De su iniciación en el ámbito de la pintura no se tienen datos y la primera noticia que se tiene de él le sitúa en Sevilla en 1537. En la capital hispalense residió dos décadas, convirtiéndose en uno de los más importantes representantes del estilo flamenco.
Su trabajo pone de manifiesto la influencia de otros artistas flamencos y muestra bastante cercanía a la obra de Egbert van Heemskerck. De hecho en la producción ambos se aprecia una clara influencia de obra de Miguel Ángel.
Las pinturas del retablo de San Pedro y San Pablo de la parroquia de San Pedro en Arcos de la Frontera, atribuidas a Esturmio, datan de 1539. Parece ser que en este retablo también participaron autores como Antón Sánchez de Guadalupe y Pedro Fernández de Guadalupe. Las pinturas que dan vida a este retablo parecen estar inspiradas en las estampas de Alberto Durero.
Otro de los encargos más importantes, fue el retablo de la Inmaculada Concepción que realizó para Alcalá del Río. A éste le siguió la serie de pinturas de la antigua Universidad de Osuna, donde de nuevo se aprecia la influencia de Durero, al tiempo que mejora su técnica.
El sur de España continúa siendo su referencia de actuación y en 1549 ejecuta un retablo dedicado a La Sagrada Estirpe de la Virgen que se instalaría en la Iglesia de Santa María de la O de Sanlúcar deBarrameda. Unos años más tarde realizó en Sevilla un retablo dedicado a Santa Catalina en la Iglesia de Santa Ana. Esta es una de las creaciones más destacadas del artista, aunque su composición más afamada es el Retablo de los Evangelistas de 1555, ubicado en la capilla de la advocación de la Catedral de Sevilla. Desde el punto de vista técnico, Esturmio alcanza en esta obra la máxima perfección artística. La parte más interesante es el banco del retablo, donde retrata a los santos de medio cuerpo. Entre otros, sobresalen los retratos de Santa Catalina y Santa Bárbara. En ambas obras el dibujo conciso y los contornos nítidos, evidenciando la influencia de Rafael. Los evangelistas cubren el primer cuerpo del retablo y en la zona central está reflejada La Misa de San Gregorio. En el segundo cuerpo del retablo aparecen los apóstoles San Juan y San Mateo, cuya composición recuerda a los profetas que Miguel Ángel plasmó en la Capilla Sixtina.
La repercusión de otros autores en la producción de Esturmio también se aprecia en La Alegoría de la Inmaculada de Concepción, que realiza para la Colegiata de Osuna. En la composición y estructura de esta obra está presente la producción de Cornelio Vos.

Páginas relacionadas