Krutvig Sagredo, Federico

Cartel con dos vascos encadenados bajo una ikurriña en forma de Sagrado Corazón
Nacionalidad: España
Getxo, Vizcaya 1921 - Getxo, Vizcaya 1998
Escritor y lingüista



Galería de obras


Comentario

Su padre era alemán y su madre italiana. A los diez años comenzó a estudiar el euskera a pesar de la expresa oposición de su padre. Cursó la carrera de Leyes en la Sorbona de París y amplió sus estudios en Bonn, donde obtuvo la licenciatura en economía. Cuando regresó a España continuó mostrando su interés por el Euskera, ofreciéndole a la presidenta de la Academia de la Lengua Vasca su apoyo para impulsar dicha institución, habiendo en esta época fallecido muchos de los académicos debido a la Guerra Civil. Por otra parte, la situación después del conflicto era delicada. Aunque no se había prohibido la actividad de la Academia, las autoridades vigilaban atentamente que no se organizaran reuniones entre los representantes lingüísticos del País Vasco francés. Gracias al empeño de Krutwig estas reuniones se comenzaron a producir cada vez con más frecuencia. Es entonces cuando entra en contacto con René Lafon, uno de los autores más prestigiosos en materia lingüística euskera. Mantuvo algunas discusiones a la hora de difundir el vasco, ya que frente a la opinión de otros académicos, Krutwig defendió la recuperación del labortano, que consideraba una versión clásica de la lengua vasca. Aunque finalmente se impuso la opción defendida por el resto de los académicos, sus reivindicaciones sirvieron para que la lengua vasca se distanciara del purismo impuesto por Sabino Arana.
En los años cincuenta la situación empeoró tras el discurso del académico Luis Villasante, por lo que tuvo que escapar y trasladarse a Biarritz. En su exilio fue recordado por Blas de Otero en un soneto de su obra "Ángel fieramente humano". Durante su exilio continúo trabajando en el estudio del Euskera y publicó un tratado comparativo entre el euskera y otros idiomas que tituló Garaldea.
Tradujo al euskera labortano obras de autores como Mao Zedong. El marxismo y autores como Nietzche o Ernesto "Che" Guevara ejercieron una gran influencia sobre su pensamiento.
Krutwig llegó a dominar más de veinte idiomas (entre los cuales hablaba el griego clásico, el persa y el sánscrito). Desarrolló una intensa actividad literaria como novelista, destacando entre los círculos intelectuales.
Desde el punto de vista político se mostró partidario de la independencia del País Vasco. También se sintió muy interesado por los procesos de independencia de los países asiáticos y africanos.
Dentro de su producción hay que destacar obras como "Computer shock Vasconia", "Belatzen baratza", "Ekhaitza" o "Vasconia". Esta última es una trilogía que se convirtió en el diccionario de la independencia para autores como Txabi Etxebarrieta y Julen Madariaga. En estos escritos Krutwig justifica la independencia del País Vasco en el hecho línguístico diferencial.

Páginas relacionadas