Alberti, Rafael

Cartel de propaganda comunista
Nacionalidad: España
Puerto de Santa María, Cádiz 1902 - Puerto de Santa María, Cádiz 1999
Poeta y dramaturgo



Galería de obras


Comentario

Atraído por el arte, encaminó sus pasos hacia la pintura. En 1917 se instaló con su familia a Madrid y en 1924 ganó el Premio Nacional de Literatura por "Marinero en tierra", su primer libro. En esta obra, Alberti eleva el mar a mito y a partir de este momento se convierte en una referencia constante.
"La amante" y "El alba del alhelí" son sus siguientes trabajos. Junto como "Marinero en tierra", estas obras se identifican con los primeros indicios de las vanguardias, en combinación con la tradición del romancero y la obra de Garcilaso de la Vega.
Sin embargo, en 1929 su obra experimenta un giro y sale a la luz "Cal y canto", donde Góngora y el ultraísmo son sus principales referencias literarias. A este libro le sigue "Sobre los ángeles", de estilo surrealista con los ángeles como protagonistas. En algunas de sus creaciones, como "Con los zapatos puestos tengo que morir", comienza a mezcla las experiencias personales con referencias históricas mostrando su inclinación hacia el anarquismo.
Durante la República obtuvo una beca de la Junta de Ampliación de estudios, lo que le permitió recorrer Francia, Alemania y la Unión Soviética para adentrarse en las vanguardias literarias. En estas fechas ingresa en el Partido Comunista y escribe una serie de libros que titula "El poeta en la calle". A esta época también pertenecen sus primeras obras teatrales como "Fermín Galán". Dentro de este género, donde también expresa sus inquietudes políticas, sigue el estilo surrealista y escribe "El adefesio" y "Noche de guerra en el Museo del Prado". La pasión de Alberti por los toros le animó a dibujar carteles taurinos, además de escribir versos dedicados a este arte y a algunos de sus representantes como Ignacio Sánchez Mejías.
Al concluir al Guerra Civil, se exilió con su compañera, la escritora María Teresa León, a Argentina, donde permaneció hasta 1962. Luego se trasladó a Roma y en 1977 volvió a España. En este época inicia su actividad política como diputado a las Cortes por Cádiz. En "La arboleda perdida" el poeta hace balance de su vida en el exilio.
"Coplas de Juan Panadero", "La primavera de los pueblos", son otras de sus creaciones en que muestra su inclinación política. Lejos de sus inquietudes ideológicas, cabe destacar obras como "Entre el clavel y la espada", "A la pintura", "Retornos de los vivo lejano" o "Baladas y canciones del Paraná". Su trayectoria literaria ha sido reconocida en muchas ocasiones. En 1966 fue merecedor del Premio Lenin de la Paz y en 1983 le otorgaron el Cervantes.
Tras la muerte de su compañera María Teresa León en 1988, rehizo su vida con María Asunción Mateo.

Páginas relacionadas