Ríos, Fernando de los

Alcalá Zamora y Fernando de los Ríos inauguran una escuela de niños deficientes
Nacionalidad: España
Ronda, Málaga 1879 - 1949
Político



Galería de obras


Comentario

Impartió clases de Derecho Político en Granada, México y Nueva York. En tiempos de la II República encabezó el Ministerio de Justicia y el de Instrucción Pública. Desde la cartera de Justicia decretó la libertad de culto, con la consiguiente separación entre Iglesia y Estado.
Desde 1913 realiza una importante labor educativa como miembro de la "Liga para la Educación Política Española", que había fundado Ortega y Gasset. Sin embargo, este organismo no tuvo éxito. Ante tal situación, Fernando de los Ríos se decantó por las teorías socialistas y se adhiere a este partido en 1918. Su capacidad como orador le granjeó una enorme aceptación entre los obreros. En 1919 salió diputado y viajó a Washington para asistir a la primera Conferencia de Trabajo.
Un año después, coincidiendo con la celebración de la III Internacional Comunista, el PSOE convocó un congreso Extraordinario, donde Fernando de los Ríos mostró su oposición a adherirse a la Internacional. En su obra "Mi viaje a la Rusia soviética", resume toda la experiencia vivida en este país.
Durante la dictadura de Primo de Rivera, se negó a colaborar con el régimen, mientras que Besteiro no manifestó su oposición. En estos años, Fernando de los Ríos expresa su opinión en artículos que publica en "El sentido humanista del socialismo" y "Estado e Iglesia en la España del siglo XVI". Además de participar en las protestas estudiantiles que tuvieran lugar en 1928, intervino en el alzamiento republicano de 1930 que terminó en fracaso.
Cuando se instauró la II República, pasó a encabezar el Ministerio de Gracia y Justicia y luego el de Instrucción Pública. Desde esta cartera promovió la creación de escuelas públicas; a estos años corresponde la Universidad Internacional de Santander. En 1933 fue nombrado ministro de Estado.
En estos años mantuvo algunos enfrentamientos con Largo Caballero, debido a diferencias políticas, que le animaron a dejar la ejecutiva del PSOE en 1935. Tras el estallido de la Guerra Civil fue designado embajador en Francia y luego en Estados Unidos.
Cuando Giral encabezó la presidencia en el exilio, en 1945, Fernando de los Ríos, volvió a desempeñar el cargo de ministro de Estado.

Páginas relacionadas