Largo Caballero, Francisco

Largo Caballero, Miguel de Unamuno e Indalecio Prieto
Nacionalidad: España
Madrid 1869 - París 1946
Político y sindicalista



Galería de obras


Comentario

Obrero de oficio, en 1890 ingresó en las filas de la UGT y unos años después en el Partido Socialista Obrero Español. Con Alfonso XIII en el trono, inicia su trayectoria política como concejal del Ayuntamiento de Madrid y en 1911 accede a la vicepresidencia de la UGT. Desde aquí tuvo una destacada actuación en la manifestación que tuvo lugar en 1917. Esta circunstancia le llevó a la cárcel, pero no tardó en salir en libertad al ser elegido diputado en 1918. Fue nombrado secretario general de UGT y apoyó el colaboracionismo con la dictadura de Primo de Rivera. Incluso, en 1924 fue uno de los integrantes del Consejo de Estado, pero no tardó demasiado tiempo en acabar alejándose de la política de Primo.
Con el advenimiento de la II República en 1931 y con Alcalá Zamora en la presidencia, detentó la cartera de Trabajo, puesto que mantendría con el gobierno provisional de Manuel Azaña. A él se debe una reforma que afectaba a la relación entre trabajadores y empresarios, a través de la creación de un jurado mixto. Este tipo de actuaciones levantaron suspicacias en otras facciones del partido, dirigidas por Besteiro, que le acusaban de colaboracionista con la república burguesa. En 1932 fue nombrado presidente en el congreso que celebró el PSOE e impuso de nuevo su doctrina.
Desde 1934 sustituyó a Besteiro en la secretaría general de la UGT. Participó en los movimientos obreros acontecidos en octubre y se adhirió a las posturas más radicales que defendían los derechos de los trabajadores, por lo que fue apodado el "Lenin español". Sin embargo, a estas alturas el partido ya tenía demasiados problemas y los intereses estaban divididos, por lo que dejó en 1935 la presidencia del PSOE.
En septiembre de 1936, durante la Guerra Civil, fue nombrado Presidente del gobierno y ministro de Guerra. Pero los acontecimientos ocurridos en la batalla de Madrid le obligaron primero a trasladarse a Valencia y luego a dimitir de los dos cargos que desempeñaba. En 1939 se traslada a Francia. Es detenido por el gobierno de Vichy y llevado a un campo de concentración nazi, donde estuvo preso hasta 1945.

Páginas relacionadas