Calvo Sotelo, José

José Calvo Sotelo en un mitin en Barcelona
Nacionalidad: España
Tui, Pontevedra 1893 - Madrid 1936
Político



Galería de obras


Comentario

Tras doctorarse en Madrid por la carrera de Derecho, ganó las oposiciones y comenzó a trabajar en el Cuerpo de Abogados del Estado. Fue miembro del Partido Conservador, y defensor de las teorías propuestas por Antonio Maura. Precisamente, estando éste en el poder ocupó sus primeros cargos públicos.
Con Primo de Rivera en la Dictadura, detentó el cargo de ministro de Hacienda. En esta época protagonizó importantes reformas de tipo administrativo-político, que atajaban muchos de los problemas que tenían su origen en el caciquismo. Creó el monopolio de petróleo de CAMPSA, además del Banco de Crédito Local y del Banco Exterior de España e Hipotecario. Desde la oposición se le acusó de intervencionista.
Al final de la monarquía, se exilió a Italia, y desde aquí realizó una constante defensa del régimen monárquico. Después se trasladó a Francia.
En 1933 regresó a España y fue elegido dirigente de Renovación Española. Después accedió a las Cortes como diputado por Orense, como representante del Bloque Nacional, tras su regreso del exilio en 1934. Calvo Sotelo encabezó una línea política social intransigente y propia del fascismo. Como líder del Bloque Nacional no tuvo mucho éxito, por lo que se quiso afiliar a Falange Española, al frente de la cual se encontraba José Antonio Primo de Rivera, hijo del anterior dictador, pero éste no le aceptó debido a los enfrentamientos que había mantenido con su padre.
Destacó por su capacidad oratoria y creativa. Escribió obras como "El proletariado ante el socialismo y el maurismo", "La doctrina del abuso del derecho subjetivo", "En defensa propia", "Las responsabilidades políticas de la Dictadura: un proceso histórico" o "La voz de un perseguido". Calvo Sotelo ocupó el cargo de secretario de la Sección de Ciencias Políticas y Morales del Ateneo, por lo que participó de la élite intelectual del momento.
Desde 1936 fue uno de los principales defensores de la ultraderecha. En la madrugada del 12 de julio de 1936, fue asesinado en venganza por el asesinato del teniente Castillo. Su muerte sirvió de excusa a los golpistas, quienes le encumbraron como un mártir de la patria.

Páginas relacionadas