Lorenzo Pardo, Manuel

Indalecio Prieto en la inauguración del Pantano de Ortigosa
Nacionalidad: España
Madrid 1881 - Madrid 1963
Ingeniero



Galería de obras


Comentario

En 1905 finalizó sus estudios en la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos e inició su trayectoria laboral en la provincia de Aragón. Allí se encargó de diversas obras públicas. Lorenzo Pardo desarrolló por iniciativa propia una política hidráulica particular y se apoyó en las propuestas de Joaquín Costa sobre la irrigación y en las ideas de Félix Martínez Lacuesta, para aprovechar y controlar el riego del Ebro. Todas estas ideas quedaron plasmadas en su obra "El pantano del Ebro", además de expresarlas en artículos que aparecieron publicados en el diario "El Sol". En sus estudios ya apuntaba que España disponía de los recursos necesarios para el riego y que el Ebro era un punto vital. Por otra parte, solicitaba la ayuda del Estado para el desarrollo hidráulico.
Lorenzo Pardo contó con el apoyo de José Calvo Sotelo y del ministro de Fomento Rafael Benjumea Burín. A partir de 1926 pudo llevar a la práctica todas sus propuestas como director de la Confederación del Ebro. Una de las novedades que aplicó para sufragar los proyectos del Ebro fue la emisión de bonos públicos. Pocos años después de su llegada a la Dirección ya se habían establecido catorce proyectos, los regadíos cubrían una 95.000 Ha. y se habían puesto en marcha varios proyectos de repoblación forestal.
A pesar de la realización de todos estos proyectos, en 1931 Álvaro de Albornoz, por aquel entonces ministro de Fomento, le retiró de su cargo. No obstante, un año después era llamado por Indalecio Prieto para dirigir el Centro de Estudios Hidrográficos y crear un nuevo "Plan hidráulico nacional". En este proyecto prestó especial atención a los valles del Guadalquivir, Guadiana y Duero. De aquí pasó a la dirección general de Obras Hidráulicas, a instancias de Rafael Guerra del Río. Cuando terminó la Guerra Civil, Franco retomó el plan que había trazado en 1933. En 1948 ascendía a la Consejería de Obras Públicas. Otra de las obras más importantes que realizó fue el trasvase del Tajo a la zona oriental.
Lorenzo Pardo fue autor de importantes proyectos y también destacó por las innovaciones tecnológicas de éstos, especialmente en un momento en que la construcción de pantanos copó gran parte de las obras públicas. Su labor fue reconocida por las academias científicas que le concedieron varios premios, además de recibir otros galardones.
Es autor de obras como "La Confederación del Ebro. Nueva política hidráulica", "Confederación Sindical Hidrográfica del Ebro" o el "Plan Nacional de Obras Hidráulicas".

Páginas relacionadas