Castro y Pajares, Fernando de

Inauguración de la Estación de Delicias (Madrid)
Nacionalidad: España
León 1814 - Madrid 1874
Historiador y filósofo



Galería de obras


Comentario

Recibe una esmerada educación en el convento de San Diego de Valladolid. Tras la exclaustración de las órdenes religiosas, prosiguió sus estudios de teología. Ordenado sacerdote, fue vicerrector del seminario de León y desde 1845 se instala en Madrid. Fue, primero, catedrático de literatura en el Instituto de San Isidro y luego de historia de la Universidad Central.
Contrario a Isabel II, fue destituido de su cargo. Pero un año después no sólo recuperó su trabajo, sino que fue nombrado rector. Desde este puesto realizó importantes reformas que estarían inspiradas en el krausismo de Sanz del Río, con el que tuvo una estrecha relación. Fernando de Castro experimentó un importante cambio, influido por los círculos intelectuales. Como explica en su autobiografía "Memoria testamentaria", su atracción por el racionalismo se antepone a sus creencias, provocándole un fuerte dilema interior. Aquí también alude a personajes como santa Teresa de Jesús, Dante, Descartes, Luis Vives, Pascal, Copérnico o Miguel Ángel para determinar las bases de una religión universal. Cuando fue aceptado en la Academia de la Historia realizó un polémico discurso (Discurso acerca de los caracteres históricos de la Iglesia española), en que proponía la separación definitiva de la Iglesia y el Estado. Fue autor de obras como "Resumen de historia general y particular de España", "El Quijote para todos", "El Quijote para los niños" e "Introducción al estudio de la Historia o Filosofía de la Historia".

Páginas relacionadas