Borrego, Andrés

Ateneo de Madrid
Nacionalidad: España
Málaga 1802 - Madrid 1891
Político y escritor



Galería de obras


Comentario

La muerte de su padre le dejó huérfano cuando todavía era un niño, por lo que su educación discurrió bajo los consejos de un pariente suyo. Éste, de ideas afrancesadas, le envió a los escolapios de Pau y Toulouse, donde llegó a cursar la segunda enseñanza. En 1820 regresa a España y desde el primer momento muestra su inclinación por las ideas liberales. Es nombrado secretario de la Confederación Patriótica y director de su periódico también conocido como "La Confederación patriótica". Al término del Trienio Liberal inició su exilio. Tras pasar por Gibraltar y Londres acabó en Brasil, donde apoyó la causa de Pedro I.
Desde 1828 se encuentra en París. Publica varios artículos en "Le Constitutionnel", además de adherirse a algunas sociedades secretas. Cuando se produce la caída de Carlos X, funda "El Precursor". Borrego aprovechó este periódico bisemanal para exponer una estrategia política moderada para el futuro de España. A fin de mantener esta publicación reunió a Evaristo San Miguel, Alcalá Galiano, Quiroga e Istúriz, y satirizó este encuentro refiriéndose a el como la "Junta de animales".
Regresa a España en 1834 y un año después crea "El Español". De nuevo utiliza éste y otros medios para expresar sus planteamientos. Borrego apuesta por la difusión de las ideas socialistas para que la burguesía "salga de la ignorancia". Dos años después, a causa de un enfrentamiento con Mendizábal sobre la desamortización, tuvo de cerrar su periódico. No tardó en reanudar su actividad periodística y en 1836 crea "La Revista Europea". Una vez más, trata de unir a progresistas y moderados. Esta publicación fue sustituida en 1837 por "La Revista Peninsular", al tiempo que fundaba "El Correo Nacional".
En estos años es diputado y con Espartero en la regencia se ve obligado a abandonar el país por apoyar a los "octubristas". Sartorius se hizo con "El Correo Nacional" y creó El Heraldo. En 1844 regresa a España y retoma la edición de "El Español", al tiempo que vuelve a las Cortes como diputado. Desde aquí mostró su oposición a Narváez y desde 1854 se declaró partidario de la política de O'Donnell. Aunque perteneció a la Unión Liberal no acabó de integrarse. Exiliado, de nuevo por estas fechas, no regresó hasta los tiempos de la Restauración.

Páginas relacionadas