Flórez Estrada, Alvaro

Alegoría de la Constitución de 1812
Nacionalidad: España
Pola de Siero, Asturias 1766 - Noreña, Asturias 1853
Político y economista



Galería de obras


Comentario

Descendiente de una familia de rancio abolengo, se decantó por el estudio de Leyes. Estudió en la Universidad de Oviedo y desde muy joven mostró su talante liberal. Recién licenciado creó una sociedad política en Madrid, fuente de inspiración para las futuras sociedades patrióticas del Trienio Liberal. Sin embargo, Godoy ordenó su suspensión.
Aunque ocupó algunos cargos públicos -Tesorero General del Reino-, no duró demasiado tiempo debido a sus ideas ilustradas. Esta circunstancia provocó que se dedicara a asuntos privados hasta el inicio de la Guerra de la Independencia, fecha en que accede al puesto de Procurador General del Principado por la Junta General de Asturias. Desde aquí no sólo promovió el patriotismo y la resistencia, sino que defendió la libertad de imprenta. Esta Junta sólo permaneció activa hasta que el marqués de la Romara, defensor del Absolutismo, la disolvió en 1809. En los años venideros realiza una fecunda labor literaria y escribe "Constitución para la Nación española presentada a S.M , la Junta Suprema Gubernativa de España e Indias en 1 de noviembre de 1809" y "Examen imparcial de las disensiones de la América con la España, de los medios de su recíproco interés, y de la utilidad de los aliados de la España", entre otras obras. Todas estas publicaciones evidencian su línea de pensamiento y le presentan como un defensor del sufragio universal y de otras medidas de corte liberal.
Ya en España, hacia 1812, se puso al frente de "El Tribuno del Pueblo Español", un periódico liberal. Desde aquí presentó su "Constitución política de la nación española por lo tocante a la parte militar". Fue entonces cuando le nombraron intendente militar de Sevilla. Cuando regresa el Deseado, marcha al exilio a Gran Bretaña, aunque continúa luchando por su ideología liberal. En este tiempo se vuelve más radical. Escribió "Representación a Fernando VII en defensa de las Cortes", donde critica la monarquía y apuesta por un sistema representativo. En el Trienio Liberal reanuda su actividad política y es nombrado diputado a Cortes por Asturias. En 1823, a instancia de Fernando VII, participó con Calvo de Rozas en la creación de un ministerio. Pero no llegó a gobernar debido a la oposición de los masones. Al término de este periodo regresó a Inglaterra y estuvo siete años, para luego trasladarse a París. En estos años, desde Gran Bretaña se dedicó a luchar contra el régimen absolutista. Se interesó por las doctrinas económicas británicas y se empapó de los consejos de Ricardo y Malthus. Fruto de su interés por esta materia es "Curso de Economía Política". A pesar de que todas estas teorías se inspiran en los estudios de Smith, Mill, Say y Maltus, entre otros, Estrada se adapta a las circunstancias españolas.
Estando en Gran Bretaña se adhirió a una sociedad secreta a la que también pertenecía Romero Alpuente y Torrijos. Cuando fallece el monarca regresa a España. Su "Curso de Economía...", varias veces reeditado, se convirtió en un referente continúo dentro del ámbito universitario, y en baluarte del librecambismo. Se opuso a la desamortización de Mendizábal a través de su artículo "Del uso que debe hacerse de los bienes nacionales". En lo que se refiere al problema agrario, planteó algunas soluciones y propuso la nacionalización de los campos y su equitativo reparto, adelantándose a la propuestas de Joaquín Costa y Henry George.

Páginas relacionadas