Pasionaria. Dolores Ibárruri

Dolores Ibarruri, Pasionaria, lider comunista española
Nacionalidad: España
Gallarta, Vizcaya 1895 - Madrid 1989
Política



Galería de obras


Comentario

Nacida en el seno de una familia minera, desde su más temprana juventud se implica en la lucha social. A los veinte años contrae matrimonio con Julián Ruiz, también activista político. Tras su participación en la huelga general de 1917 entró a formar parte de las filas del Partido Socialista Obrero Español. Tres años después, coincidiendo con la creación del Partido Comunista de España (PCE), se afiliaba a éste. A partir de este momento su dedicación a la política es cada vez más intensa y comprometida. Siendo delegada por Vizcaya, acude al I Congreso de PCE y en 1930 ya es miembro del Comité Central.

Cuando surge la Segunda República en 1931 se traslada a Madrid, donde entra en la redacción de "Mundo Obrero", el medio de expresión del PCE. Más tarde sería elegida para formar parte del Buró Político y de este modo iría afianzando posiciones. Debido a sus actividades, en esta época sufrió varias detenciones y encarcelamientos. En la Internacional Comunista que se celebró en Moscú en 1934 fue una de las asistentes. A medida que pasaba el tiempo, Dolores Ibarruri fue ganando popularidad y escalando puestos hasta llegar a la ejecutiva del partido. Su capacidad para la oratoria la convirtió en unos de los principales valores propagandísticos del PCE. Incluso, con la formación del Frente Popular Español -surgido de la unión de las fuerzas burguesas de izquierdas y los partidos obreros- fue nombrada diputada.

Cuando se produce el estallido de la Guerra Civil alzó su voz en defensa de la República con el lanzamiento de consignas como el famoso "no pasarán". Con sus discursos logró convencer a un importante porcentaje de la población de mujeres y soldados para que se afiliaran al Partido Comunista. Su implicación política era absoluta. Intervino en distintos comités con personajes como Palmiro Togliatti para que concediesen ayudas a los republicanos. Sin embargo, en 1939 se produce un hecho inesperado: Segismundo Casado depone a Juan Negrín de la presidencia republicana (con quién Dolores mantenía buenos contactos) y todas las consignas comunistas dejan de tener sentido. Ibarruri emprende su exilio a la URSS, donde continúa con su actividad política. En 1942 accede a la Secretaría General del PCE. Dieciocho años después es reemplazada en este cargo por Santiago Carrillo y pasa a ocupar la presidencia. Al comienzo de los años sesenta le concedieron la nacionalidad rusa. Su labor política fue reconocida durante estos años y llegó a ser investida Doctora Honoris Causa por la Universidad de Moscú. Además recibió al Orden de Lenin y el Premio Internacional de la Paz. Tras la muerte de Franco volvió a su país natal, donde continuó estando relacionada con los asuntos públicos y la dirección del Partido Comunista. Obtuvo un escaño por Asturias en las elecciones de 1977.

Páginas relacionadas