Höss, Rudolph

Rudolh Höss, inspector de los campos de concentración nazis
Nacionalidad: Alemania
Baden-Baden 1900 - Auschwitz 1947
Militar



Galería de obras


Comentario

Educado en el seno de una familia católica, con 15 años participa en la Primera Guerra Mundial como voluntario para luchar al lado del ejército turco. Dos años después es nombrado sargento. Ante el fracaso del frente turco ingresa como voluntario en las antiguas provincias del Báltico, la Alta Silesia y la cuenca del Ruhr. Hasta 1923 no se vuelven a tener noticias de él. En esta fecha fue encarcelado por diez años, aunque gracias a una amnistía fue liberado a los cinco años de haber ingresado. Cumplía condena tras haber sido acusado de matar a Walter Kadow. La víctima se dedicaba a la enseñanza y parece ser que había delatado a Schalageter, de tendencias ultranacionalistas, por sus actos propagandísticos. En este asesinato colaboró Martin Bormann, que además pasaría a la historia por ser el secretario personal de Hitler. Desde los primeros años de la década de los treinta intentó ingresar en las SS hasta que en 1934 fue admitido. Dentro de la organización se encargó de vigilar los campos de concentración. Su primer destino fue Dachau y un año después, tras ser nombrado Jefe de Bloque inició una fulgurante carrera repleta de ascensos. De nuevo sería trasladado a Sachsenhausen, con el grado de subteniente. Höss sigue escalando posiciones y en 1940 se instala a Auschwitz como Comandante de Campo. A los dos años de su llegada mantiene una entrevista con Himmler y éste le comunica en nombre del Führer la necesidad de poner "solución al problema judío", en palabras de Hilter, e iniciar el exterminio. Para llevar a cabo la masacre Höss empleó el "Zyklon B", el gas letal que mató a miles de judíos. Esta actuación hizo que fuera conocido como "ejecutor servicial y pequeño-burges". En 1943 es sustituido por Arthur Liebeensche y es nombrado jefe de la Oficina DI del grupo de oficios D de la Oficina Principal de Administración y de Economía de las SS. Pero a finales de 1944 volvió a Auschwitz por mediación de Himmler. Su objetivo era el asesinato de realizar todos los preparativos necesarios para el exterminio del los judíos húngaros de Birkenau. Sobre este tema Höss escribió "Auschwitz se convirtió en la mayor instalación de exterminio de seres humanos de todos los tiempos. Que fuera necesario o no ese exterminio en masa de los judíos, a mi no me correspondía ponerlo en tela de juicio, quedaba fuera de mis atribuciones".
En 1945 Bormann le nombra inspector general de los campos de concentración. Al término de la guerra actuó como testigo en los juicios de Nuremberg en defensa de Kaltenbrunner y en contra de Oswald Pohl. Un año después la policía británica le detiene y es enviado a Varsovia, donde se hacen cargo de él las autoridades polacas. En este mismo año sería juzgado y condenado a la horca como criminal de guerra. La ejecución se llevó a cabo en el campo de Auschwitz.

Páginas relacionadas