Siles Suazo, Hernán

Mercadillo de ropa en una ciudad del altiplano de Bolivia
Nacionalidad: Bolivia
La Paz 19-3-1913 - Montevideo 6-8-1996
Presidente 1956 - 1960



Galería de obras


Comentario

Hijo de Hernando Siles Reyes, expresidente de la república, desde muy joven demuestra su capacidad para la oratoria. En 1932 se alista en las filas del ejército y participa en el conflicto que vive el país con Paraguay pero resulta herido. Esta situación le animó a reanudar la carrera de derecho en la Universidad Mayor de San Andrés. En sus años de estudiantes, sus compañeros fueron testigos de su capacidad para el discurso y su interés por participar en los asuntos públicos como dirigente estudiantil. Al comienzo de la década de los años cuarenta trabaja con Paz Estenssoro y Augusto Céspedes, entre otros, en la creación del Movimiento Nacionalista Revolucionario. En representación de este partido permaneció durante tres gobiernos como diputado por La Paz. Tras la revolución del 9 de abril de 1952 se convirtió en presidente interino, donde tan sólo permaneció días hasta que Paz Estensoro subió a la presidencia. Es entonces cuando Siles Zuanzo ocupar el cargo de Vicepresidente. Entre los cambios más importantes que protagonizó el país hay que destacar la concesión del voto universal y la nacionalización de las minas. En 1956 es nombrado presidente de la república. La estabilidad económica fue uno de sus principales objetivos. En 1960, al término de su legislatura, fue elegido embajador de Uruguay. A final de esta década entra en desacuerdo con el partido que representa y funda el Movimiento Nacionalista de Izquierda. El golpe de estado que protagonizó el militar Bánzer Suárez fue el detonante que le animó a exiliarse a Chile. Hasta 1978 no regresa a su país. En esta fecha es nombrado candidato a las elecciones por la Unidad Democrática y Popular. Pero se produce un nuevo golpe de estado a manos del coronel Pereda Asbún y hubo que esperar a 1979 para la celebración de elecciones. En esta ocasión Siles Zuazo contó con una mayoría relativa, aunque esta circunstancia no impidió que se convirtiera en presidente. Sin embargo, sólo permaneció un año en su cargo. El golpe de Estado encabezado por García Mesa provocó de nuevo su exilio. En 1982 restablecida la democracia retomó la presidencia del país, pero la crisis política que vivía Bolivia motivó su retirada en 1983.

Páginas relacionadas