Edward G. Robinson. Emmanuel Goldenberg

Intervención de J. McCarthy ante el Comité de Actividades Antiamericanas
Nacionalidad: Estados Unidos
Bucarest 12-12-1893 - Los Angeles 26-1-1973
Actor de cine



Galería de obras


Comentario

Emmanuel Goldenberg emigra con su familia a Estados Unidos a los diez años, instalándose en la ciudad de Nueva York. Gracias a las notas que obtiene en su graduación es admitido en la Universidad de Columbia. En esta época ya se aprecia su interés por la interpretación. Consigue una beca y se matricula en la American Academy of Dramatic Arts. Es en este momento cuando se hace llamar Edward G. Robinson. Sus primeras actuaciones son en un vodevil y en 1915 llega a Broadway. Estos años son decisivos para su carrera al ir consolidarse como actor en obras como "The Kibitzer". Su incursión en el cine es sin embargo posterior. En la década de los años treinta interpreta el personaje de un gángster. Su actuación fue tan convincente que le encasillaron en este papel durante varios años. Sin embargo sus dotes le permitían abarcar muchos más registros interpretativos. Durante los años treinta fue contratado por los grandes directores. Su nombre aparecía entre el elenco de películas como "La ciudad sin Ley" de Howard Hawks, "Confesiones de un espía nazi" de Michal Curtiz o "Pasaporte a la fama" de John Ford. A partir de los años cuarenta tuvo dos actuaciones magistrales en "La mágica bola del doctor Ehrlich" y "La vida de Reuter". Esto fue sólo el principio de una serie de películas en las que su presencia dejaba huella. Prueba de ello son "Perdición" de Billy Wilder, "La mujer del cuadro" de Fritz Lang o "El Extraño" de Welles. Lejos del plano cinematográfico las circunstancias personales de Robinson se complicaron cuando el Comité de Actividades Antiamericanas le juzgó por estar involucrado en actividades comunistas. Aunque no pudieron acusarle de nada, este hecho incidió de forma negativa en su carrera artística. También en los años cincuenta tuvo que deshacerse de su colección de arte, una de las muestras más valiosas de pintura impresionista. Necesitaba el dinero para hacer frente a su divorcio. En los sesenta su figura volvió a ser reconocida, pero un cáncer acabó con su vida en 1973.

Páginas relacionadas