MacDonald, Ramsay

Cartel laborista británico con la imagen de MacDonald
Nacionalidad: Gran Bretaña
Lossiemouth 1-10-1866 - 9-11-1937
Político



Galería de obras


Comentario

Debido a la falta de medios económicos abandona la escuela a la edad de doce años, aunque nunca dejó de estudiar de modo autodidacta. Con diecinueve años se marcha a Bristol. Es en esta localidad donde inicia su participación en la vida política al ingresar en la Federación Socialdemócrata, poco después se trasladaría a Londres y allí se alistó a las filas de la Sociedad Fabiana. En esta época tuvo que ganarse la vida desempeñando diversos trabajos, al tiempo que retomó sus estudios. Sin embargo, sufrió una enfermedad que le apartó de la vida política durante algún tiempo. En la década de los años noventa regresa al ámbito de los asuntos públicos y se convierte en miembro del Partido Laborista Independiente, del que llegaría a ser secretario. Más tarde participaría en la Cámara de los Comunes. Coincidiendo con el estallido de la Primer Guerra Mundial manifestó su oposición a que participara Gran Bretaña. Esta declaración le costó el apoyo de un gran porcentaje de anteriores sus votantes por lo que perdió su escaño. Concluido el conflicto recupera su liderazgo en el partido y en 1924 gracias al apoyo del partido Liberal -al mando de Asquith- ocupó el cargo de Primer Ministro. Fue la primera vez que un dirigente del Partido Laborista se hacía con las riendas del poder. Pero su apoyo al partido comunista soviético le obligó a dejar su cargo ese mismo año tras ser sometido a una moción de censura por el Partido Conservador. En 1929 recuperó su influencia y resultó electo en las elecciones. De esta legislatura cabe destacar su viaje a Estados Unidos y las negociaciones que mantuvo para llegar a un pacto de desarme. La crisis del 29 y los problemas internos de su partido provocaron su dimisión en 1931, pero inmediatamente cambió de decisión y volvió a ocupar su puesto para dirigir un gobierno de coalición con el apoyo de los conservadores y liberales. Esta postura le obligó a abandonar su partido. Pero la actuación de los conservadores, mucho más influyente, le animó a dejar la presidencia en 1937.

Páginas relacionadas