Eisenstein, Serguei M.

Intervención de Lenin en el segundo congreso de los Soviets
Nacionalidad: Rusia
Riga 23-1-1898 - Moscú 11-2-1948
Director de cine



Galería de obras


Comentario

Recibió una esmerada educación, adquiriendo una sólida formación cultural y cursó estudios de ingeniería. Sin embargo su atracción por el teatro sería el motor que le llevó finalmente a dedicarse al cine. De espíritu revolucionario, participó en diversas obras de teatro comprometidas. Pero en esta época descubre el cine. Eisenstein encuentra en este medio un vehículo con grandes posibilidades para expresar todos sus conocimientos. Su primer trabajo en el celuloide fue "La huelga". Este largometraje le valió para descubrir y analizar el lenguaje cinematográfico. En su segunda producción "El acorazado Potemkin" ya aplica todos los conocimientos y recursos escenográficos que había adquirido. El resultado fue una obra que pasó a la historia y se convirtió en un punto de referencia para todos los directores. Su tercer trabajo, "Octubre", recrea los tiempos de la revolución. En este trabajo tuvo que introducir algunos cambios y manipular planos debido a las presiones políticas. En la década de los años treinta ya es un director consagrado y se dedica a dar conferencias fuera de su país natal. Algunos autores consideran que este hecho pudo traducirse como un modo de alejamiento a causa de la influencia que estaba ejerciendo entre la población. En estos años se traslada a Hollywood, donde se relaciona con figuras como Chaplin. Sin embargo, ningún proyecto del director ruso llegó a cuajar en territorio estadounidense. Este hecho no supuso ninguna traba para el desarrollo de su carrera y poco después volvió a sorprender con "!Qué viva México!". Aunque no pudo culminar el montaje, un pase ha demostrado que de haber concluido este largometraje sería una obra maestra. En este tiempo regresa a Moscú y continúa su trayectoria profesional con el rodaje de "El prado de Bezhin". Sin embargo fue censurada por su carácter experimental. Siguiendo su estilo épico y monumental en 1938 realiza "Alexander Nevski". En esta obra, donde recrea los tiempos medievales rusos, contó con la colaboración de Prokovief que compuso un tema. Gracias a la fama que obtuvo con el film pudo rodar otro de los proyectos que más deseaba "Iván el Terrible". Su intención era realizar una trilogía sobre el zar pero sólo pudo ejecutar dos partes.

Páginas relacionadas