Hiro Hito

Hiro Hito, emperador del Japón
Nacionalidad: Japón
Tokio 29-4-1901 - Tokio 24-2-1989
Emperador 1926 - 1989



Galería de obras


Comentario

Hijo del emperador Yoshihito, la religión sintoista le consideraba descendiente de la Diosa del Sol, Amaterasu, su principal deidad. Llamado a dirigir los destinos de un Japón que busca a marchas forzadas la modernización y la equiparación a las potencias occidentales, su educación fue mezcla de la tradición japonesa y las enseñanzas occidentales. Así, su propio padre le educó en Bushido, mientras que realizó viajes por Europa -hecho desacostumbrado en la corte japonesa- que completaron su formación como príncipe heredero. Recibió enseñanzas de zoología, botánica, biología marina, floricultura y oceanografía.
Tras abdicar su padre por enfermedad, se vio obligado a regresar desde Europa al Japón para dirigir los asuntos de gobierno del país. Después de casar en 1924 con la princesa Nagako Kuni, hija del Príncipe Kuni, en 1926 es coronado emperador a la muerte de su padre.
Bajo su mandato se desarrolló la política expansiva del Japón, que le llevará a la guerra contra China en 1937 y a entrar en el Eje durante la II Guerra Mundial.
Derrotado por Estados Unidos, la rendición aceptada por el Emperador supuso un drama para muchos de sus súbditos, quienes veían en él a la encarnación de la divinidad. La rendición supuso, sin embargo, el mantenimiento de la "dignidad imperial", pero la disminución de sus facultades y la modificación de su carácter, renunciando un año más tarde a la monarquía absoluta y a su condición divina.
Bajo su mandato se produjo la entrada del Japón en el grupo de los países más desarrollados del mundo, basados en una potentísima industria y en una muy alta capacidad de investigación.
En 1887 dejó temporalmente el trono en manos de su hijo Akihito por motivos de salud, falleciendo el 7 de enero de 1989.

Páginas relacionadas