Weizmann, Chaim

Declaración del Estado de Israel
Nacionalidad: Israel
Motol 27-11-1874 - Rehovot, Israel 9-11-1952
Presidente 1948 - 1952



Galería de obras


Comentario

Descendiente de familia acomodada, estudia en el colegio judío ortodoxo. Para poder cursar estudios universitarios tuvo que trasladarse a Alemania y Suiza puesto que su condición judía le impidió entrar en la universidad rusa. Estudió química, al tiempo que impartía clases particulares para disponer de ingresos económicos. Una vez concluidos sus estudios trabaja como profesor en la universidad de Ginebra y más tarde en la de Manchester en Inglaterra. En esta época consigue la nacionalidad británica. Coincidiendo con el estallido de la Primera Guerra Mundial fue artífice de importantes investigaciones para el desarrollo de armamento. Su interés por el movimiento sionista es cada vez más creciente hasta provocar su participación en los asuntos públicos. Su implicación le llevó a convertirse en líder de los jóvenes judíos. Perteneció a la Comisión Sionista de Londres y fue secretario general de la Comisión Sionista. Apoyó la Declaración Balfour que solicitaba un "hogar nacional para el pueblo judío" en Palestina. Weizmann mantuvo una entrevista con el monarca de Irak hachemita Amir Faisal para lograr la creación de un estado hebreo. En 1919, durante la celebración de la Conferencia de Paz de Versalles, se reunieron de nuevo y acordaron la separación de Palestina del estado Arabe de Transjordania y la puesta en marcha de la Declaración Balfour. Un año después se revisa este acuerdo y Weizmann es nombrado presidente de la Organización Sionista Mundial en 1921. Mientras estuvo en este cargo (hasta 1929), trabajó sin cesar para que se cumplieran todos los términos del acuerdo y la consecución de aquellas medidas que favoreciesen al pueblo judío. Sin embargo, no todo se cumplía según lo establecido, por lo que comenzaron a surgir problemas dentro del propio grupo judío. Las limitaciones establecidas por el Gobierno británico en lo que se refería a la ocupación de Palestina y el reparto de las tierras significó para Weizmann la pérdida de su cargo. Marcado por el fracaso, dedicó todos sus esfuerzos a la ciencia, aunque nunca dejó de ayudar a su pueblo, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial. Retirado en Palestina, volvió a hacerse cargo de la presidencia de la Organización Sionista y la Agencia Judía. En 1948 Truman reconoce al Estado de Israel y por mediación de Weizmann se dota a este territorio con un préstamo de cien millones de dólares. En este mismo año le nombran presidente de la República, donde permanece hasta 1952.

Páginas relacionadas